Redacción Canal Abierto | Hace menos de una semana el Gobierno publicó en el Boletín Oficial la resolución Nº 2/2018 de la Secretaria de Seguridad Social, por la cual oficializó el aumento de 5,71 por ciento para las jubilaciones y pensiones a partir de marzo.

De esta manera el haber mínimo -que percibe más de la mitad de los 6 millones de jubilados- pasa de 7246 a 7660 pesos, lo que representa un magro incremento de alrededor de 410 pesos.

Si se hubiese mantenido la movilidad anterior, el ajuste hubiera sido de alrededor del 14 por ciento para el periodo marzo-agosto de 2018 por la movilidad del segundo semestre de 2017. La diferencia entre el 5,7 y 14 por ciento es de aproximadamente $900.

Ahora un informe del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPyPP) analiza el impacto de la reforma previsional impulsada por el oficialismo y aprobada en Diputados con 127 votos afirmativos, 117 negativos y 2 abstenciones.

Además del dato sobre los 13 pesos diarios que representará el incremento, el estudio indica que “el haber que los jubilados cobraban en noviembre de 2015, y que ya no les cubría ni la mitad del valor de la canasta que ellos necesitan, será en agosto del 2018 un 6,43% menor”.

En otros términos, y teniendo en cuenta los precios de fines de 2015, si en el mes previo a la asunción de Mauricio Macri el haber mínimo equivalía a $4.299, al llegar el mes de agosto de este año (casi tres años después) éste cae -según las proyecciones del IPyPP- a $3.969,11.

Tal como advirtieron en su momento la mayoría de los especialistas en materia de previsión, el reajuste macrista perjudicará el bolsillo de 17 millones de personas, entre ellos trabajadores activos, jubilados y quienes cobran la Asignación Universal por Hijo (AUH).

Lanzamiento

Nuestros temas