Redacción Canal Abierto | La Policía de Seguridad Aeroportuaria desató una desproporcionada represión tras la lectura del fallo en que se accedía a la extradición del lonko Facundo Jones Huala a Chile.

Tras conocerse la decisión que el juez federal Gustavo Villanueva dio mediante videoconferencia desde Chubut, sin presencia de la prensa ni de la defensa de Jones Huala, algunas personas que habían concurrido al juzgado manifestaron su disconformidad tanto con el contenido del fallo, como con la forma en que fue informado. Fue allí que la PSA comenzó a disparar balas de goma como preludio a una cacería que se extendería por todo el centro cívico barilochense, dejando un saldo de 15 detenidos, incluyendo un menor y una mujer embarazada.

Descargar

en octubre

Nuestros temas