Redacción Canal Abierto | Organismos de Plaza de Mayo encabezados por la filial marplatense de Abuelas de Plaza de Mayo, Vecinos Sin Genocidas y las federaciones estudiantiles de secundarios y universitarios de la ciudad balnearia, exigen al Ministerio de Justicia de la Nación, al Consejo de la Magistratura, el Tribunal y la Corte Suprema de la Nación la conformación de un tribunal que juzgue al genocida Miguel Wolk.

El “Nazi” Wolk se desempeñó durante la última dictadura cívico militar como responsable de los Centros Clandestinos de Detención El Pozo de Banfield y el Infierno y tuvo un rol preponderante durante La Noche de los Lápices. Entre los cargos de los que se lo acusa es la apropiación de 24 bebés nacidos en cautiverio, en las que Abuelas participa como querellante.

La causa contra Wolk comenzó hace 7 años, pero aún no tiene un tribunal conformado para su juicio. Mientras eso ocurre, el presunto genocida tiene el beneficio de la prisión domiciliaria a unas cuadras de donde lo hizo uno de sus superiores, Miguel Osvaldo Etchecolatz, quien debió volver a prisión tras la presión de los vecinos.

Como medidas para visibilizar el reclamo, los organismos realizaron esta mañana una conferencia de prensa, se juntarán firmas de los vecinos, se pondrá el tema como eje en la marcha por el aniversario de la Noche de los Lápices y las agrupaciones estudiantiles aprovecharán el Día del Estudiante para realizar una campaña informativa. Además, se planea realizar una suerte de tour por las viviendas en las que los genocidas cumplen su arresto.

“Son 14 los genocidas que están en la ciudad en condición de prisión domiciliaria que, en la mayoría de los casos, no justifican por cuestiones física, sino de políticas de fondo que termina funcionando como un dos por uno encubiero”, afirmó en diálogo con Canal Abierto, Fabián Muñoz, integrante de Abuelas de Plaza de Mayo filial Mar del Plata.

Descargar

en octubre

Nuestros temas