Redacción Canal Abierto | Durante los primeros días de agosto, Moreno fue noticia por la muerte de Sandra Calamano, y el auxiliar Rubén Rodríguez por la explosión originada en un escape de gas en la Escuela 49. Luego, ocurrió el secuestro de Corina de Bonis , maestra del Centro Educativo Complementario (CEC) 801 .

Hoy, el despertar de los docentes de la Escuela Secundaria Nº 36 de esa localidad también fue angustiante al circular a través de whatsapp las fotos del edificio en llamas.

Aunque aún se desconocen las causas, el fuego causó graves destrozos en la institución que, al igual que muchas escuelas de la provincia de Buenos Aires, ya se encontraba en pésimas condiciones para el dictado de clases.

Julio Conte Grand, procurador general de la Provincia de Buenos Aires, sostuvo que “hay intencionalidad en la generación de los incendios”, por lo que ahora “se está trabajando en dar con los responsables lo más rápido posible”.

Dentro del establecimiento hubo dos focos de incendio uno al lado de la puerta que comunica la parte interior del edificio con el patio y otro en donde funciona preceptoría, la biblioteca el equipo de orientación escolar y depósito de materiales de educación física e instrumentos musicales.

“Las imágenes comenzaron a circular a las cinco de la mañana en el whatsapp de la escuela. Tenemos una alarma y fueron los primeros en llegar, vieron humo llamaron a la policía, a los bomberos y al director. Nos fuimos acercando a medida que nos íbamos despertando”, explicó en diálogo con Canal Abierto, Emanuel Diz, docente desde 2006 de Práctica del Lenguaje en la escuela.

Desde la institución manifiestan que en el último tiempo no han realizado actividades que puedan haber causado algún tipo de malestar en la comunidad. Sin embargo, al no dictar clases, los docentes se encontraban en el último tiempo realizando tareas de contingencia.

“La cooperadora es la construyó el lugar que se incendió porque no lo construyó el Estado.Estamos en la vereda de la escuela porque tenemos las clases suspendidas. Recibimos a las familias y a los estudiantes. Como es una escuela secundaria no tiene comedor pero hay galletitas y se regala eso”, señaló el docente.

La escuela es un edificio de los años 60 que linda con la Escuela Primaria N° 32 .Posee un predio totalmente desprotegido, rodeado por un alambrado que se puede atravesar fácilmente, tanto por animales, como cualquier persona que tenga intenciones de traspasarlos. El tanque de agua está a la intemperie, por lo que continuamente se contamina y tanto alumnos como docentes se enferman. Dos aulas son modulares, no poseen ventanas y no tienen ni calefacción ni aire acondicionado.

“Tenemos un proyecto de construcción de la escuela que fue aprobado y cajoneado. Trabajo hasta las 22 horas, en el turno vespertino, siempre que hay mucha humedad o lluvia, la luz se corta y me tengo que ir corriendo del salón porque van saltando las térmicas”, sentenció el profesor.

Hasta el momento según datos de la Unidad Funcional de Instrucción Nº 5 de Moreno, se halló material de plástico, cartón y un elemento de combustión rápida. Además, se encontraron rastros de elementos para iniciar el fuego en un pasillo y en un archivo.

en octubre

Nuestros temas