Redacción Canal Abierto | Mediante un decreto publicado en el Boletín Oficial, el Gobierno dispuso el cierre total de Lotería Nacional, que todavía gestionaba el Prode y la Grande de la Nacional. Los trabajadores del organismo, que aun no recibieron respuesta sobre su futuro laboral, denuncian que el objetivo de la medida es eliminar las instancias de control del Estado, para garantizar negocios de empresas y socios del poder.

Analía González, delegada de la Junta interna de ATE Lotería, explica a Canal Abierto que “el juego es un negocio millonario, la AFA, Daniel Angelici (presidente del club Boca Juniors y dueño de bingos) y Macri están atrás de todo esto”. La trabajadora, amplía señalando que el interés podría estar en el desarrollo de aplicaciones para apuestas deportivas, sin fiscalización oficial: “hay una cuestión jurídica con el juego online, que no puede ser controlado por una provincia o un municipio, porque nuestro país funciona como una sola dirección IP, entonces tiene que haber un ente federal de control de juego por Internet, a los sumo querrán controlar con algún mecanismo desde la Capital Federal”.

Lotería Nacional cerró hoy con 123 años de vida, pero Cambiemos ya había iniciado el año pasado el proceso de vaciamiento: la mayoría de los juegos luego de que el año pasado se concretara la transferencia de un conjunto de juegos ya habían sido trasladados a la órbita de la Ciudad, a Lotba, creada hace 6 meses.

Durante la tarde los 200 trabajadores y trabajadoras tomaron el segundo piso del histórico edificio de Santiago de Estero al 100, en el centro porteño, para reclamar una respuesta sobre el futuro de los puestos de trabajo, pero el Director Secretario y otras autoridades se retiraron rodeados por la policía sin dar explicaciones.

“A Lotería la saquearon, los juegos que eran marca registrada nacional (Loto, La Quiniela, La Solidaria, entre otros) se los quedo Lotba, nadie se entero de la existencia de Lotba, en las agencias siguen las marquesinas con los anuncios y logos de Lotería Nacional, la gente cree que el dinero de sus apuestas va en obras a todo el país, pero eso queda para Larreta en la Ciudad de Buenos Aires”, denuncia González, que además rechaza el argumento de la supuesta inviabilidad del organismo, esgrimido por los directivos: “tiene 8 mil millones en bonos y plazos fijos, ¿quién se va a quedar con ese dinero? Con un 10% de interés se puede sostener el organismo. Pero además, si hubiera voluntad política Lotería estaría desarrollando juegos online”.

Como triste burla del destino, o siniestro regocijo patronal, la eliminación de la empresa estatal se dio a través del artículo 17 del decreto, que representa la desgracia en los sueños de la Quiniela.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas