Redacción Canal Abierto | El mediodía del pasado martes 13 de noviembre, el Centro Gallego de Buenos Aires fue nuevamente escenario de una nueva protesta de socios y trabajadores que se oponen a su vaciamiento. Según denuncian, la actual intervención, encabezada por Martín Moyano Barros, adeuda salarios, aguinaldos, y redujo a la mitad el plantel de empleados.

El Centro fue intervenido en 2012 y, actualmente, quienes están a cargo manifestaron la intención de vender el hospital para –dicen- poder resolver las cuestiones económicas y laborales que enfrentan. En el último tiempo incluso trascendió como potencial comprador el grupo Ribera Salud (actual administrador de la Fundación Favaloro).

Frente a este escenario Yolanda Guitian, enfermera con más de 25 años de servicio en el Centro Gallego y delegada del Sindicato de Salud Privada de la CTA Autónoma, informó que no hay ningún compromiso escrito serio de parte del comprador ni de parte de la intervención que manifieste que lo van a vender: “creemos que apuestan a vender el hospital vaciado para un negocio inmobiliario”.

Cuando se reactivó la institución, la planta de trabajadores alcanzaba los 1500 puestos y había una capacidad operativa para atender 350 camas. Hoy son 600 empleados y tan sólo 20 camas funcionando.

Lo paradójico es que este afán privatizador no sólo cuenta con el aval de la intervención y autoridades del Ministerio de Trabajo. Los trabajadores denuncian que el propio Héctor Daer, titular de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad (ATSA) respaldaría el vaciamiento que impulsa la patronal.

Como pudo comprobar el equipo de Canal Abierto durante la cobertura de la manifestación, los delegados de ATSA amedrentan a enfermeros y enfermeras despedidos y a aquellos que se organizan en el nuevo Sindicato de la Salud de la CTA Autónoma. En este marco, Daer y los delegados de ATSA hicieron la vista gorda con los recientes despidos de Marcelina Colque Silisque, Graciela Gómez, Valentinca Copaico y Julia Jaldin, candidatas a delegadas en las elecciones del 22 de noviembre que llevará adelante el gremio de la Central que encabezan Ricardo Peidro y Hugo Godoy.

Actualmente, el hospital cuenta con 4.000 socios que también reclaman la falta de médicos para su atención. “Están sufriendo estas penurias después de haber abonado por muchos años su cuota de afiliado”, expresó Guitian.

 

Libertad y democracia sindical contra la burocracia y la patronal

En apoyo a estas trabajadoras despedidas referentes de la CTA Autónoma Capital, de ATE Nacional, de organismos de derechos humanos -entre ellos la Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora Nora Cortiñas– se hicieron presentes en el sanatorio para presentar un pedido de reunión urgente a la gerencia para plantear la situación de persecución gremial.

Las trabajadoras aprovecharon la visita del Presidente de la Diputación de Ourense, José Manuel Baltar Blanco, junto a nueve intendentes de la provincia gallega, para exponer la situación de vaciamiento de la institución construida por el esfuerzo de generaciones de gallegos residentes en el país que aportaron a la institución, emplazada en el predio de Belgrano 2189 desde 1917.

Centro Gallego: El personal reclama el pago de sueldos desde noviembre

Centro Gallego: “Priorizan el negocio inmobiliario a la salud de la comunidad”

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas