Redacción Canal Abierto | “El escenario es conmovedor. Tengo 50 años y hace 33 que trabajo de esto. No sé hacer otra cosa”, la frase que podría ser aplicada a cualquier trabajador o trabajadora, pertenece a Gabriela Radice, periodista de Canal 7, también conocido como la “Televisión Pública”, aunque de pública sólo quedan vestigios.

La situación de los trabajadores y trabajadoras de prensa del canal durante todo este año ha sido angustiante. Con ningún tipo de paritarias desde 2016, continúan saliendo a la calle como pueden porque entienden que es un servicio a la comunidad, poniendo dinero de sus bolsillos y con la convicción de que un medio del Estado debe brindar un servicio a la comunidad.

“Tenemos compañeros enfermos, con fragilidad psicológica. Es muy delicada la situación. Nos recortaron las horas extras, y el fin de semana no hay noticiero. Es vergonzoso, aberrante. No podes cerrar un canal público el viernes y que no te importe. Sentís que tu trabajo no vale y es lo peor que te puede pasar ”, señaló en diálogo con Canal Abierto, Gabriela Radice.

Lo cierto es que marcharán hoy a las 13, desde Alem y Corrientes, en el CCK, para de una vez por todas, ser escuchados.

“Nos vamos a juntar con la bandera de lucha en alto que nos habla internamente y colectivamente de resistencia, de esperanza, de creer que vamos a poder conseguir lo que es justo. Sentís que tu trabajo no vale y es lo peor que te puede pasar. Están exterminando el periodismo. Legamos a la movilización muy sensibilizados porque la situación es crítica. La lucha colectiva es lo único que te salva”, advirtió la trabajadora de prensa.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas