Redacción Canal Abierto | El 2018 fue un año de derrumbe para la industria. Desde AFIP se informó que casi 7.000 empresas solicitaron la baja entre el período octubre 2017/2018. Por su parte, el INDEC registró una caída del 13,3% en la actividad económica de este sector en noviembre pasado.

Casi 3.000 industrias cerraron y 116.000 puestos se perdieron en la “Era Macri”. El economista Ernesto Mattos, explicó en diálogo con Canal Abierto, las causas que propiciaron este escenario.

“Si uno ve la quita de subsidios económicos a la electricidad, agua y gas a las industrias, y a los hogares en general, muestra que estas produciendo caro. En 2015 Argentina tenía un subsidio económico energético per cápita de más o menos US$400. En ese mismo año, Estados Unidos, por cada norteamericano subsidiaba económicamente (en los mismos términos) US$2.100. Entonces cuando dicen que había que quitar los subsidios porque vivíamos de arriba era un error”, explicó el economista.

Y agregó: “Esa fue la planificación de estos 3 años: quitar subsidios y producir caro. Eso fue lo que nosotros denominamos “darwinismo económico”, porque dependía de la capacidad de cada industria para tener crédito o apalancarse con lo que venía acumulando en ganancias. Ahí vimos este “industricidio” de cierre de pequeñas y medianas empresas”.

La corrida cambiaria que comenzó en abril, acompañada por la desregulación en la libre movilidad de capitales y en la compra de dólares, terminó impactando de lleno en los precios.

A finales de diciembre de 2015, el entonces ministro Adolfo Prat Gay, decía que la devaluación no se trasladaba a los precios. Es más, sostuvo que iban a volver a los niveles de noviembre de ese año.

“Eso nunca sucedió. En su lugar, las más o menos siete devaluaciones, generaron una primarización de las exportaciones y un déficit comercial de más de US$10.000 millones en 3 años”, sentenció Mattos.

De casi 600.000 empresas en el país, 5.000 son exportadoras. De esa cantidad, 1.200 son industriales manufactureras. Es un sector muy concentrado de la economía argentina, y en el caso de cereales y oleaginosas hay 10 empresas nada más que explican más del 70% del principal producto de exportación que tiene el país.

Para Mattos, esto se explica como “una alianza entre sectores exportadores primarios, la banca que organiza la fuga de capitales, y los que industrializan parte de la producción primaria y la exportan también. Esta asociación es la que conviene para que Argentina no tenga un desarrollo industrial, y a la que le conviene tener negocios con este gobierno en particular, que lo lleva al libre comercio, y es lo que tiene planificado Cambiemos”.

 

Entrevista completa

Entrevista: Sil Juárez

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas