Redacción Canal Abierto | “Reina de corazones” es una baraja de historias que se entremezclan y potencian a través del trabajo de la cooperativa de teatro Ar/TV trans. En este documental de Guillermo Bergandi alternan los relatos de diez chicas travestis que luchan por ocupar otro lugar en una sociedad que sólo ofrece calle y prostitución.

La voz de Daniela Ruiz -fundadora de la cooperativa, profesora de teatro y activista militante por los derechos de la comunidad trans- en off, sobre fondo negro, dice:

“Ser una misma es un proceso.
A los cinco años me dijeron mariquita, y luego: mariposón, maricón, putito, travesti.
Yo me sentía mujer.
Trans, transgénero, transgredía los géneros.
Reivindiqué mi derecho como travesti cuando entendí el concepto de la palabra.
Ahí me di cuenta que era una persona y en ese momento me sentí realmente realizada.”

Así arranca el film en el que Bergandi acierta en acercarnos los relatos de estas diez chicas en su intimidad. Durante poco más de una hora, el espectador se va interiorizando en un mundo que quizás le sea ajeno, pero que no podrá dejar de mirar con mayor ternura y comprensión.

La cooperativa nace a iniciativa de Daniela con el objetivo de, a través del teatro, dar a las chicas travestis y transexuales un trabajo por fuera de la prostitución. Según cifras del Ministerio Público de la Defensa (en su informe “La Revolución de las Mariposas” que analiza la situación de la población travesti-trans de la CABA a través de una encuesta de 2016), para más del 70 por ciento de las encuestadas la prostitución sigue siendo la principal fuente de ingresos. Otro dato que estremece es que las mujeres trans y travestis fallecen, en promedio, a los 32 años producto de la violencia y exclusión social, política, económica estructural y sistemática. Para comparar, según el INDEC, la esperanza de vida para las mujeres argentinas es de 80 años y para los hombres de 74.

“La cooperativa lo que hace es obras artísticas para incluir a otras personas que quizás están en la prostitución y no tienen otra salida. Es una oportunidad de ser alguien, de crecer con un oficio. Ser artista es una parte gloriosa del ser humano. La película es un avance enorme, es un sueño cumplido. Es enorme la satisfacción que sentimos, que nuestra lucha sea visible. Que en todas partes del mundo empezó a rodar esta película y la gente la acepta de muy buena forma”, resume Nicole Cagy, también fundadora de la iniciativa, y quien hoy se encuentra preparando una obra titulada “El fantrasma de la ópera”, una comedia musical trans.

El film se presentó en 28 festivales con muy buena recepción, recibió varios premios y reconocimientos. “En Montevideo un grupo de chicas trans armaron una cooperativa a raíz de la motivación que generó la peli”, señala Bergandi. “Ese clima intimista que generó, la gente lo recibe muy agradecida”.

Desde la sanción de la Ley de Identidad de Género en 2012, las personas trans pueden ser inscriptas en sus DNI con el nombre y el género de su elección. La norma ordena además que los tratamientos médicos de adecuación a la expresión de género sean incluidos en el Programa Médico Obligatorio, lo que garantiza una cobertura de las prácticas en el sistema de salud, sea este público o privado.​ Por otro lado, en algunos distritos comienzan a dictarse normas de Cupo Laboral Trans, como es el caso de la provincia de Buenos Aires (en 2015 la Legislatura aprobó la ley 14.783 “Amancay Diana Sacayán”, la cual no se encuentra reglamentada y adolece de aplicación, salvo en algunos municipios). Sin embargo Daniela Ruiz señala:

“muy pocas cosas cambiaron. Si bien el reconocimiento del derecho es sumamente importante. Para mí el ABC de esta situación, de esta migración, la expulsión de sus casas, la expulsión de las provincias, la expulsión del sistema educativo, esto todavía hoy lo vemos reflejado en Argentina. En 2019, ya hay 21 compañeras travestis trans muertas por travesticidios sociales (muertes producto de la exclusión social y la falta de acceso a derechos básicos) y dos compañeras asesinadas. A pesar de la ley hay muy poco avance”.

“Reina de corazones” se exhibió una semana en el Cine Gaumont del INCAA con más de cien personas por función y se continuará exhibiendo en centros culturales de todo el país. “Siempre nos pasa que cuando la gente sale del cine las quiere conocer, las quieren abrazar, les quieren hablar, porque la película produce esa cercanía. Yo los invito a que vengan a conocer las historias de estas chicas. Estoy seguro que los va a transformar”, concluye Guillermo Bergandi. Las protagonistas de este documental son Daniela Ruiz, Emma Serna, Nicole Cagy, Camila Salvatierra, Lourdes Arias, Estefania Menzel, Alessandra Babino, Mar Morales, Valeria Pereira, Victoria Guadalupe Sanchez, Gisell Gali, Paola Agustina Silva y Rocío Rocha.

“Yo no me escondo, los que se esconden son ustedes”, dice “la Dani” en el cierre del documental, caracterizada para un monólogo de uno de sus espectáculos. Un buen disparador de preguntas.

Entrevista completa:

Más información:

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas