Redacción Canal Abierto | Organizaciones de documentalistas concentran frente al Cine Gaumont en reclamo por mejores condiciones para la exhibición de sus obras en el circuito de salas INCAA. Los realizadores denuncian que los estrenos se realizan sin los tiempos necesarios para su difusión.

Uno de los puntos que realzan es el doble discurso que se da en la práctica, ya que si bien se cumple la instancia de financiación de las películas, es el propio Instituto el que las condena al ostracismo a la hora de su exhibición en sus propias salas. Esto motiva a que su recepción termine siendo mayoritariamente vía internet, cuando desde su concepción fueron pensadas para ser proyectadas en salas cinematográficas.

También se remarca que estas condiciones se dan en el único circuito al que pueden acceder, ya que el INCAA tampoco garantiza el cumplimiento de la ley vigente, que controla que las salas comerciales cumplan con la cuota de pantalla para cine independiente nacional.

Consultado por Canal Abierto, Fernando Krichmar, integrante de la Asociación de Documentalistas Argentinos (DOCA), contó: «están endureciendo cada vez más las condiciones para estrenar en las salas del Instituto los documentales que se hacen con financiamiento de ese mismo organismo. Nos están dando solamente una semana y en horarios absurdos como las 22 o las 2 de la tarde, lo cual limita mucho las posibilidades de que los documentales se encuentren con el público. Creemos que esta es una actitud deliberada del Instituto Nacional de Cinematografía, básicamente de su conducción».

Descargar

En ese sentido se refirió a la medida que están tomando en este momento frente a la emblemática sala de Congreso: «creemos que los realizadores tenemos que dar una respuesta política. Esta es una primera acción que hacemos de toda una campaña de difusión que vamos a realizar para mostrar cómo el Instituto está tirando al bombo a los documentales. Por un lado se financian y por el otro no hay posibilidades de distribuirlos. No sólo no cumplen la cuota de pantalla en las cadenas comerciales, sino que cada vez hay menos inspecciones, justamente para que esas cadenas comerciales puedan evadir y lograr el cometido de ellos que es liquidar el INCAA y concentrar absolutamente la producción  en manos de los multimedios. Quieren eliminar la Ley de Cine, que ha hecho que Argentina hoy tenga una producción  absolutamente más competitiva que el resto de las actividades económicas que se hacen en este país, en comparación con el mundo».

«Vienen a liquidar eso y los documentalistas no lo vamos a permitir porque tenemos una larga tradición de lucha y ejemplos que seguir para pelear. Las administraciones pasan y las películas quedan«, concluyó Krichmar.

Recibí más periodismo de este lado

promoción

Nuestros temas