Redacción Canal Abierto| Cuatro policías fueron separados de la fuerza en el marco de la causa que investiga el asesinato de Diego Cagliero, ocurrido el 19 de mayo pasado en Martín Coronado, del partido de Tres de Febrero. La desvinculación fue determinada tras conocerse que fueron ellos quienes realizaron disparos en la persecución al vehículo en el que iba Cagliero.

“Ayer la auditoria de Asuntos Internos separó a cuatro oficiales porque, según los primeros resultados de las pericias, darían fueron ellos los que efectuaron los disparos de armas de fuego. Ahora nos queda saber quién fue el que disparó el arma que mató a Diego e hirió al otro muchacho, y en base a eso empezar a pedir las detenciones del caso. Cuando es a la inversa y son civiles los involucrados en hechos delictivos, primero se los detiene y después se los investiga. Han pasado diez días y todavía no tenemos novedades”, relató Fernando Sicilia, abogado de la familia Cagliero ante la consulta de Canal Abierto.

La persecución se originó tras una supuesta denuncia del personal de seguridad de un supermercado al que habían acudido Cagliero y sus amigos. Según versiones nunca confirmadas, desde el comercio se denunció un robo efectuado por un grupo comando que se había fugado en el vehículo en el que estaba Cagliero. Hasta el momento no hay constancia alguna de que esa denuncia efectivamente haya sido realizada. Lo que sí se sabe es que la víctima estuvo en el establecimiento haciendo compras y tuvo un breve altercado con el personal.

Descargar

 

Al respecto Sicilia planteo su asombro por la lentitud que tiene esta causa. “Todavía no han llegado las llamadas al 911. Lo que se dice es que uno de los vigiladores le había transmitido a un patrullero que pasaba por la zona sobre este altercado. El personal del supermercado después desdijo que estaban armados. Taxativamente dijeron que nunca declararon que estaban armados”. También fue lenta la difusión del hecho, que tomó estado público tras la masacre de San Miguel del Monte. El sábado, amigos y familiares del joven asesinado realizaron una concurrida movilización por las calles de Tres de Febrero.

Otro punto que despertó el repudio de familiares y amigos fue la exposición en redes sociales de Diego Valenzuela, el intendente de Tres de Febrero. Luego del hecho, compartió noticias haciendo hincapié en la eficiencia de las fuerzas de seguridad. Hasta el día de hoy, esos tweets siguen en su timeline.

Tras darse a conocer los videos de las cámaras de seguridad que evidencian un fusilamiento, Valenzuela recibió a la familia de Cagliero y le pidió las disculpas del caso, aunque ese momento no fue reflejado en la red social del pajarito. “Valenzuela intentó justificarse diciendo que esa fue la información que recibió de la policía. Si bien los padres aceptaron las disculpas, quieren que el personal policial que asesinó a su hijo pague por lo que hizo y que se limpie el nombre de su hijo. Hasta el lunes inclusive Diego Cagliero era un delincuente fuertemente armado que participó en un grupo comando”, contó Sicilia.

Consultado sobre las expectativas en torno al avance de la causa, el abogado planteó que van a empezar a solicitar las detenciones. “Siempre fuimos respetuosos del derecho de defensa y del principio de inocencia. No pedimos la detención de los 10 policías que participaron de esta barbarie. Queremos separar la paja del trigo y saber quién efectuó disparos a mansalva y mató a Diego. Vamos a pedir las detenciones para que no entorpezcan la investigación y que, por la expectativa de pena que tiene este delito, no se den a la fuga”.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas