Redacción Canal Abierto | El gobierno nacional y la Unión de Personal Civil de la Nación firmaron el 6 de junio una modificación al Convenio Colectivo de Trabajo para la administración pública, que crea un nuevo escalafón para los funcionarios de más alto nivel, lo que se denomina la Alta Dirección Pública.

Si el acuerdo entre el sindicato oficialista y el Ministerio de Producción y Trabajo se homologa y se pone en práctica, no solo se flexibilizaran los requisitos para acceder a los cargos de dirección y coordinación del Estado, sino que quienes ocupen esos puestos recibirán aumentos que rondan los $100.000, para sueldos que en la actualidad ya superan los $135.000.

El menor de los incrementos previstos sería de $50.000. En la otra punta, el aumento para un trabajador estatal que cobra $20.000, según la paritaria firmara por el gobierno y UPCN de 28% en 5 cuotas, será de $3.600.  

Flavio Vergara, delegado paritario de la Asociación Trabajadores del Estado, explica que con esta medida “se crea una casta de conductores del Estado, por fuera de los convenios colectivos, trasladando funciones ejecutivas a cargos de Alta Dirección Pública”.

“Intentan dejar a la tropa de elite macrista en los cargos de conducción del Estado, y nosotros vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para impedirlo”, asegura.

Este miércoles 26 de junio, ATE nacional instalará una carpa frente al Congreso, para convocar a los legisladores de los distintos bloques a rechazar el nuevo convenio. La protesta permanecerá durante el jueves 27, que celebra el día del Trabajador y la Trabajadora del Estado, hasta el viernes, cuando se concretará la última reunión entre los funcionarios del ministerio y los sindicatos para definir la implementación del acuerdo.

Vergara recuerda: “En 2016 fuimos convocados por este gobierno a dialogar sobre estos planteos, entre otros, pero esa discusión se daba en el marco del inicio de la ola de 35 mil despidos, recortes de funciones del Estado, degradación de ministerios, y nos encontramos con que la posibilidad de dialogar se anulaba”.

“A todas luces aparece como una maniobra para enquistar gente en los cargos de conducción del Estado, un oportunismo reñido con la ética”, completa.

“Se crea una casta de conductores del Estado, por fuera de los convenios colectivos. A todas luces aparece como una maniobra para enquistar gente en los cargos de conducción».

Por último, el dirigente del Consejo Directivo Nacional de ATE detalla que “el salario básico del SINEP, que es el escalafón madre, no supera los $18.000. Nosotros pasamos de estar discutiendo por salarios iguales a la canasta familiar, a estar discutiendo salarios de pobreza e indigencia, y este modelo de Alta Dirección Pública plantea aumentos que pueden llegar a $100.000, o sea que en muchos casos pasarían de $200.000 a $300.000. Lo que además implica un aumento en los ingresos del Presidente y sus ministros”, ya que su salario está atado a la paritaria y los cargos jerárquicos del Estado.

 

Entrevista completa

 

Recibí más periodismo de este lado

promoción

Nuestros temas