Redacción Canal Abierto | Desde el sábado hasta hoy por la tarde, alrededor de 15 mil usuarios platenses no contaron con suministro eléctrico, situación que no sólo complicó la vida de muchos sino también produjo pérdidas cercanas a los mil millones de pesos.

A raíz de esto, y tras la ola de quejas que llegaron a los principales medios de comunicación, el gobierno de María Eugenia Vidal salió a anunciar lo que Clarín y La Nación presentaron como “una fuerte sanción” para la empresa proveedora de energía eléctrica Edelap. A saber, la aplicación de una multa de tan sólo 600 mil pesos, pero además que los usuarios afectados por el extenso corte «no pagarán las tarifas en su totalidad en el mes que han sido privados del servicio».

En paralelo, el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) anunció sanciones contra las empresas EDENOR y EDESUR por 326 millones de pesos. En este caso, las penas corresponden a las fallas en la calidad del servicio técnico, la calidad del producto, las perturbaciones de la tensión y el servicio comercial.

Si bien la medida fue presentada como un tirón de orejas contra uno de los sectores empresarios más beneficiados por los tarifazos macristas, ambas concesionarias mantienen millonarias deudas con el erario público. Según una investigación de Horacio Verbitsky para el portal El Cohete a la Luna, a diciembre de 2018 los compromisos de EDENOR con el Estado alcanzaban los $ 21.189 millones, en tanto que los de EDESUR eran de $ 21.399 millones.

Así, a fines del año pasado, ambas acumulaban deudas por alrededor de 42 mil millones de pesos. Es decir, 130 veces la multa anunciada hoy.

Además, la nota del ex periodista de Página 12 daba detalles de un acuerdo secreto firmado el 10 mayo por el gobierno nacional y los representantes de EDESUR y EDENOR, “por el que el Estado reconoce una deuda con ambas empresas de entre 40 y 100.000 millones de pesos por el congelamiento de tarifas durante el gobierno anterior”.

En aquella investigación, Verbitsky no sólo dejó en evidencia distintos ítems del acuerdo que irían en perjuicio del Estado y los recursos públicos. También expuso los imbricados vínculos entre empresariado y funcionarios públicos que incluso llegarían hasta el propio Presidente de la Nación.

Mientras tanto, el apagón que el domingo del Día del Padre dejó a oscuras a casi toda la Argentina, parte de Uruguay y parte de Brasil no tiene todavía, por parte de las autoridades nacionales, una explicación. Sin embargo, un informe del Observatorio de la Energía, la Tecnología y la Infraestructura para el Desarrollo (OETEC) advierte que la falta de información se deba a un “ocultamiento” por parte de la Secretaría de Energía respecto del colapso del sistema eléctrico.

Tal como expuso días atrás Canal Abierto, guardar el secreto sobre las causas del apagón tiene que con la obediencia debida. Y es que Mauricio Macri figura como uno de los accionistas de Yacylec, transportista que opera las líneas que conectan a la central Yacyretá con el Sistema Argentino de Interconexión (SADI), encargado de transportar la electricidad que generan las usinas a toda la red de distribución. Yacylec es la propietaria de las líneas desde donde se originó el problema que obligó a más de 50 millones de personas sin electricidad.

Por cierto, la inversión que -según Cambiemos- iban a realizar las energéticas al ajustar las tarifas, no ocurrió. Incluso tras aumentos de tarifas de más del 300% en dólares en tres años y un promedio de ganancias empresarias netas de 772%.

Recibí más periodismo de este lado

promoción

Nuestros temas