Redacción Canal Abierto | Gremios integrantes de la Federación Marítimo Portuaria y la Industria Naval denunciaron al gobierno por las irregularidades del decreto de concesión de las terminales del puerto de Buenos Aires. Estas incluirían un combo fiel al estilo Cambiemos: decisiones unilaterales, achicamiento de las estructuras del Estado, emprendimientos inmobiliarios y negocios familiares.

Además de los gremios, cuyos representados se verían afectados con la medida, ya que dejaría a muchos trabajadores sin tarea y, por ende, plausibles de sufrir despidos, de la denuncia participan referentes políticos como Walter Correa, Pino Solanas y el economista y dirigente de Unidad Popular, Claudio Lozano.

Este último dialogó con Canal Abierto y dio detalles tanto de la operatoria como de los intereses que se esconden tras ella. “La preocupación del los trabajadores está ligada al hecho objetivo de que lo que está en este procedimiento es un achicamiento del puerto de Buenos Aires. Allí funcionan hoy tres terminales que se verían reducidas a una sola cuando en realidad los estudios técnicos que se habían hecho por la misma intervención que hoy esta vigente conduciendo el puerto había indicado que lo conveniente no era reducir de tres a dos por el tipo de movimiento que el puerto tiene”, contó Lozano.

Y agregó que “de manera muy irregular, lo que era la definición original de licitar dos terminales pasó a ser simplemente la licitación de una sola. Con lo cual el puerto de Buenos Aires pasaría a tener una sola terminal manejada por una sola empresa de aquí a 50 años Así que lo que hay por detrás de esto es un achicamiento y una monopolización de lo que serían las operaciones portuarias de comercio exterior del puerto por el que sale el 70% de la carga de comercio exterior de nuestro país”.

Descargar

Además el economista habló de la existencia de un nuevo proyecto inmobiliario que daría continuidad al de Puerto Madero. “A su vez este achicamiento, que en realidad se esta produciendo, viene de la mano de una suerte de corrimiento del puerto hacia el norte, ganándole tierras a río con el objetivo de dejar paso al desarrollo de un mega proyecto inmobiliario de valores que van en torno a los 10.000 dólares por metro cuadrado y que sería una suerte de continuidad de lo que es la experiencia de Puerto Madero”.

Como si esto fuera poco, los pliegos están hechos a medida para la empresa PSA, una firma originaria de Singapur. Según el decreto la concesión le habilitaría el monopolio del nuevo puerto reducido, por 50 años, explica Lozano.

Descargar

Singapur es el punto de contacto entre la medida y los negocios familiares, ya que es el país en el que el amigo del Presidente, Nicolás Caputo, es cónsul y opera comercialmente. “Es él el que viene desarrollando este proyecto ya hace un tiempo, incluso antes de ser designado por Macri como cónsul. También es él, junto con el primo de Macri, Angelo Calcaterra, quienes por un lado estarían en capacidad de desarrollar el megaemprendimiento inmobiliario mientras la empresa que tiene sede en Singapur se quedaría con el control de las operaciones portuarias del comercio exterior del Puerto de Buenos Aires” plantea Lozano.

Lozano se refirió también a la preocupación del gremio en tanto el impacto que esta medida traería en los trabajadores, porque “es obvio que los más de 3000 trabajadores que están hoy comprometidos en el puerto de Buenos Aires, al verse reducidas las terminales seguramente la mitad de los trabajadores dejarían de tener sentido y función”.

También mencionó lo llamativo que resulta que la medida se tome a poco de concluir el mandato de Macri, cuando “la lógica indicaría que esto no debería hacerse primero por decreto” y que  “sería razonable esperar que el próximo gobierno tuviera la posibilidad de opinar al respecto”.

Descargar

“Así que hay todo un conjunto de irregularidades que tienen por exclusivo objeto favorecer el desarrollo de un proyecto que beneficia de manera directa a la familia presidencial y a sus amigos y, por otro lado, compromete y complica el comercio exterior, la producción y el empleo de la Argentina. Es en ese marco que, desde Unidad Popular, estamos acompañado a los delegados en la conformación de una multisectorial política y social lo más amplia posible para tratar de que esta barbaridad no se lleve a cabo”, concluyó Lozano.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas