Redacción Canal Abierto | 2018 cerró con una inflación del 47,6%, la más alta desde 1991. En 2019, la suba de precios llegó al 55,8% en junio (último dato disponible) en relación con el mismo mes del año anterior, mientras que el acumulado del primer semestre sumó 22,4%.

Con estas cifras, Argentina alcanzó el sexto lugar en el ránking mundial de inflación, según el informe Perspectivas Económicas Mundiales que elabora el Fondo Monetario Internacional (FMI).  Venezuela, país que atraviesa una compleja crisis económica y política que derivó en un proceso hiperinflacionario, ocupa el primer lugar de la lista. Le siguen Sudán con 56% y Zimbawe con 40%.

La inflación en nuestro país quizás sea la principal preocupación, sobre todo a raíz del impacto que tiene en el conjunto de la población. Sin embargo, con índices de pobreza como los actuales, en torno al 34%, son algunos rubros los que más duelen.

Según un informe de la Defensoría del Pueblo, la canasta básica de alimentos subió en julio un 61,69% respecto al mismo mes del año anterior. El trabajo relevó la variación de precios de 90 productos en 135 comercios.

El podio de las mayores subas en un año estuvo conformado por el rubro “Congelados”, con un 84,24%, seguido por “Conservas”, con un incremento del 83,39%, y “Panadería”, con un 79,83%. Más atrás aparecen los rubros “Frescos” (69,92%) y “Almacén” (61,38%).

Si bien la disparada de precios en el último año rompió todos los récords y previsiones, lo cierto es que tanto alimentos como medicamentos acumulan desde comienzos de 2016 una inflación promedio del 350%.

Autopsia del modelo

Recibí más periodismo de este lado

promoción

Nuestros temas