Redacción Canal Abierto | La conducción del Sindicato de Obreros y Empleados del Azucar (SOEAIL) del Ingenio Ledesma denuncian el intento del Ministerio de Trabajo Provincial de realizar una intervención de hecho en la organización gremial.

La mecánica adoptada por el gobierno que conduce Gerardo Morales consiste en avalar, mediante la cartera laboral, reuniones de trabajadores sin representación gremial y que forman parte de la oposición a la conducción actual. Este grupo, entre los que se encuentran ex delegados, presentó en distintas ocasiones firmas en el Ministerio de Trabajo buscando desconocer las autoridades actuales y sugiriendo la intervención por parte del gobierno.

Desde la conducción del SEOIL remarcan que ya hay convocadas elecciones para el año que viene con plazos que les permiten a las listas opositoras presentarse para disputar la conducción.

Consultado por Canal Abierto, el secretario General del SOEAIL Rafael Vargas contó que «el gobierno de Morales está poniendo el Ministerio de Trabajo a disposición de un grupo de compañeros que, si no tomamos los recaudos necesarios, podemos llegar a caer en una puerta abierta del gobierno para que tengan la excusa para intervenir. Y estos compañeros van a terminar siendo serviciales no solamente el gobernador sino también a la patronal»

Según Vargas, el gobierno de Morales no actúa solo, sino en tándem con el gobierno nacional y los dueños del ingenio, la poderosa familia Blaquier. «Convengamos que el vínculo que existe entre Macri, Morales y Blaquier es único. Tienen los mismos intereses, en los que hay respaldos y negocios de por medio. Los laburantes no tendremos el respaldo legal del gobierno, pero sí tenemos la legitimidad de la gente para poder convocar a todos los afiliados para participar de estas reuniones. Si va a ser el Ministerio de Trabajo el que va a hacer esta truchada, vamos a tener que aplicar la presencia de la gente para ver como acomodamos la parte legal», planteó el dirigente.

Descargar

Desde la conducción del SOEAIL anunciaron que harán valer tanto la legalidad que los asiste como el poder de movilización ganado a lo largo de los años.

En ese sentido, Vargas dijo que «desde la parte legal ya están trabajado los asesores ante esta solicitud de intervención y se están haciendo las diligencias necesarias. Desde la parte político-sindical se ha tomado la decisión de movilizar a cada una de estas reuniones en las que está participando el ministerio de Trabajo, para que, con masividad, les demostremos que ellos pueden tener los bastones largos, las botas, el poder económico y político, pero nosotros tenemos la gente que sabe muy bien como nos manejamos».

Descargar

«Los laburantes estamos enfrentando al todopoderoso Gerardo Morales que intenta imponer su criterio, su forma y sus normas. Usa los ministerios que tiene a su disponibilidad para intentar nuevamente descabezar el sindicato para entregárselo a la patronal», concluyó Vargas.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas