Redacción Canal Abierto | En las últimas horas trascendió que el Gobierno porteño llamó a licitación para retirar asbesto de 12 establecimientos educativos de la Ciudad. A través del Ministerio de Educación e Innovación se contratará el servicio de desmonte, retiro y disposición de materiales compuestos con fibras de amianto y la ejecución de nuevas aislaciones en estos edificios.

En el pliego de bases y condiciones del llamado se aclara que, para todo el procedimiento del retiro de asbesto, la empresa elegida contará con un plazo improrrogable de 180 días, contados a partir del 2 de enero de 2020.

Si bien esto es una iniciativa importante en materia de saneamiento, llega un poco tarde. La prohibición del amianto o asbesto (en sus distintas variantes) es legal en más de 50 países. En Argentina, la prohibición de su uso -efectuada en los años 2000 y 2001– sólo impidió su utilización en nuevos productos fabricados.

“Se prohibió su uso pero no hubo planes de retiro inmediatos. Es como si creyeran que mágicamente iba a desaparecer. Tal es así que todavía está presente en muchos edificios públicos y viviendas. En cada revisión lo encontramos en viejas calderas y cañerías”, señaló Orestes “Beto” Galeano, coordinador del Área de Producción y Defensa Nacional de ATE.

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) asegura que la exposición al asbesto puede causar cáncer y que los síntomas “pueden tardar muchos años en desarrollarse después de la exposición”.

Aunque la principal vía de penetración de las fibras de asbesto en el organismo sea la respiratoria, también puede entrar por vía digestiva. No se sabe con exactitud, pero se cree que cuando tragamos la materia mucosa con contenido de fibras de asbesto, éstas pueden quedar atrapadas en los intestinos y de ahí pasar al peritoneo o recubrimiento del abdomen.

El material se vuelve más riesgoso con el paso del tiempo y, sobre todo, cuando se descompone y entra en contacto con el aire. Una sola fibra de asbesto puede enfermar. Son huecas y muy livianas y por eso se mantienen suspendidas en el aire. Cuando un ser humano las respira, se contamina. Los síntomas pueden tardar entre 30 y 40 años en aparecer y, cuando se producen, el desenlace es la muerte a corto plazo.

El Departamento de Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo de ATE ha podido comprobar su existencia en distintos lugares como el Zoológico de La Plata, el Centro Nacional de la Música, hospitales de la provincia de Buenos Aires y de la Capital Federal, el hospital más importante de Salta o la iglesia de El Bolsón, como así también la casa de gobierno de Mendoza, o los galpones de fabricaciones militares, la Universidad de La Matanza, diversos galpones de uso industrial como la propia ETERNIT ubicada en la ciudad de San Justo (que sólo tiene aislado con pintura especial los sectores donde funcionan las gerencias y áreas administrativas y que durante décadas tuvo toneladas de asbesto en sus playones los cuales, invariablemente, eran fuente de contaminación) centenares de miles de casas siguen teniendo techos de chapa de fibrocemento (con amianto), y tanques para el agua del mismo material.

También, hace diez años, una investigación del INTI lo detectó en el 15% de las muestras tomadas en 30 edificios, la mayoría de Capital y conurbano. Allí se ubican las doce escuelas que recién hoy planean limpiar.

  • Escuela de Recuperación N° 1 (Ayacucho 953).
  • Escuela Primaria para Adultos N° 6 French y Beruti (Basavilbaso 1295/Juncal 690).
  • Escuela Primaria Común N° 14 Provincia de San Luis / Jardín de Infantes Común N° 04/05° (Cachi 77).
  • Instituto Bernasconi. Incluye Jardín de Infantes Integral N° 10, Escuela Primaria Común N° 03 Dr. Juan Angel Golfarini, Escuela Primaria Común N° 02 Dr. Rafael Bielsa y Escuela Primaria Común N° 01 Dr. Carlos Saavedra (Cátulo Castillo 2750).
  • Escuela Primaria Común N° 13 Presbítero Alberti / Jardín de Infantes Común N° 02/19° (Charrúa 2850 / Itaquí 2050).
  • Escuela Primaria Común N° 08 Provincia de San Juan / Jardín de Infantes Común N° 04/07° (Espinosa 1243 / Coronel Apolinario Figueroa 1077).
  • Escuela Primaria para Adultos N° 05 Armada Argentina / Centro Educativo Complementario de Idiomas Extranjeros N° 21 / Escuela Primaria Común N° 05 Armada Argentina / Jardín de Infantes Integral N° 06/21° (Larrazábal 4520).
  • Instituto de Enseñanza Superior en Lenguas Vivas Juan Ramon Fernández (Carlos Pellegrini 1515).
  • Curso Vocacional de Folklore N° 04 / Curso Vocacional de Danza y Expresión Corporal Infantil N° 04 / Escuela Primaria Común N° 02 Domingo Faustino Sarmiento / Jardín de Infantes Común N° 04/01° Cinco Esquinas (Presidente Manuel Quintana 7/31).
  • Escuela Primaria Común N° 03 Primera Junta (Rivadavia 4817).
  • Escuela Primaria para Adultos y Común N° 04 Presidente Dr. Arturo Umberto Illia (Rivadavia 6065).
  • Escuela Primaria Común N° 08 Dr. Arturo Mateo Bas (Tucumán 3233).

Sobre esta medida, Galeano comentó que desde el área que coordina realizaron la propuesta de un programa de reactivación de Fabricaciones Militares que incluye la capacitación y compra de elementos necesarios para retirar el amianto de los edificios estatales. Esto implicaría un costo aproximado al 30% del valor que representaría hacerlo contratando una empresa privada, y en las instalaciones de FANAZUL se crearía el reservorio de todo el material infeccioso.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas