Redacción Canal Abierto | Finalmente, al seudo alivio de octubre –que arrojó un número por debajo de las proyecciones (3,3%)-, le siguió un noviembre que terminó con la ilusión: el INDEC calculó una inflación del 4,3%, y una suba interanual de 52,1%.

Así, este mes se ubicó un poco por debajo del 5,9% de septiembre, el índice había sido el más alto del año y el tercer mes con mayor inflación desde 2003, detrás de septiembre de 2018 (6,5%), y abril de 2016 (6%).

La suba del Índice de Precios al Consumidor (IPC) de noviembre es un reflejo de los aumentos que impactaron después de las elecciones generales, cuando los congelamientos de precios anunciados en agosto por el Gobierno llegaron a su fin.

El acumulado desde enero alcanzó el 48,3%.

Las regiones más afectadas por la suba de precios fueron la Pampeana, Cuyo, y la Patagonia, que tuvieron aumentos de 4,5%, por encima del promedio nacional.

En tanto, los rubros que subieron por encima del promedio fueron Comunicación (7,4%), Salud (6,3%), Bebidas alcohólicas y tabaco (5,6%), Alimentos y bebidas no alcohólicas (5,3%), Bienes y servicios varios (4,9%), Transporte (4,6%), Educación (4,4%), y Prendas de vestir y calzado (4,4%).

Con este número, se confirma una perspectiva inflacionaria que ronda el 55% para todo 2019. La meta oficial, según el Presupuesto, era del 23%.

 

Ilustración: Marcelo Spotti

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas