Redacción Canal Abierto | El dato oficial que acaba de publicar el INDEC superó las proyecciones, y eso que ninguna consultora privada había vaticinado una inflación por debajo de 5,5% para septiembre.

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) de este mes terminó en 5,9%, el más alto del año después del fatídico marzo cuando trepó a 4,7%. El acumulado desde enero alcanzó el 37,7% y la variación interanual trepó al 53,5%. Este salto es producto de la devaluación del 30% que ocurrió después de las PASO, en aquella jornada del 12 de agosto en la que el dólar se disparó de $47 a $57 sin que interviniese el Banco Central.

Por esa decisión, la fiscal federal Paloma Ochoa comenzó una investigación para determinar si fue el presidente Mauricio Macri quien dio la orden a la entidad de mantenerse inactiva en un día que todos esperaban muy volátil.

El  puntapié para esto lo dio el ex presidente del Central, Martín Redrado, cuando sostuvo poco después en declaraciones a Radio Mitre que Macri había manifestado: “que el dólar se vaya a donde se tenga que ir y que los argentinos aprendan a votar”. “El Banco Central estuvo mirando desde la tribuna lo que pasaba en el mercado en lugar de estar interviniendo. Mis colegas recibieron la instrucción de que se corrieran del mercado”, afirmó Redrado.

Con anterioridad a la corrida cambiara de agosto, la entidad conducida por Guido Sandleris estimaba una inflación promedio para septiembre del 1,8%.

La región más afectada por la suba de precios fue el Noreste, con 6,2%. Y los rubros que más subieron fue Prendas de vestir y calzado (9,5%) y Salud (8,3%). 

 

Las proyecciones

A comienzos de este mes, el Banco Central difundió el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) realizado entre el 26 y 30 de septiembre entre 45 participantes, de los cuales 27 son consultoras y centros de investigación locales; trece, entidades financieras de Argentina; y cinco, analistas extranjeros.

Allí, los analistas privados estimaron que la inflación de septiembre rondaría el 5,8%, en promedio, y proyectaron una suba general de precios en torno al 4,4% para octubre, lo que arroja una perspectiva inflacionaria del 55% para todo 2019. La meta oficial para este año, según el Presupuesto, era del 23%.

Por su parte, el índice elaborado por el Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO) calculaba un 5,9% de inflación promedio.

Las consultoras también proyectaron que tras este pico, el IPC comenzaría una tendencia descendente, aunque con alguna posible suba en diciembre.

 

Ilustración: Marcelo Spotti

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas