Redacción Canal Abierto | “A mí y a la Túpac Amaru se nos acusaba de cortar las calles, de ser los peores de Jujuy, pero si vos te venís a vivir hoy vas a ver que estamos viviendo como en plena época militar, donde la justicia aprieta, junto con la policía de la provincia y el ministro de Seguridad, entre otros, continuamente están apretando a los militantes para que no militen, pero aun así los compañeros nuestros siguen trabajando”. Así responde Milagro Sala a la consulta de este portal sobre cómo es la situación actual en su provincia luego del primer mandato de Gerardo Morales.

Esta semana el Presidente de la Nación recibió a los organismos de derechos humanos que, entre otras cosas, le hicieron llegar un pedido por los presos políticos. Alberto Fernández aclaró que desde su óptica se trata de “detenciones arbitrarias”, pero reitero su preocupación por la situación de la dirigente jujeña, víctima de la justicia macrista desde las primeras semanas del gobierno de Cambiemos.

Hoy, al cumplirse cuatro años de su encarcelamiento, Sala renueva las acusaciones contra Macri y Gerardo Morales, describe cómo se vive en Jujuy y cuál es el trabajo que realiza su organización, y se muestra conforme con las medidas iniciales del gobierno del Frente de Todos, sobre el que destaca que “Alberto está cumpliendo con todo lo que había prometido en la campaña”.

Desde su casa, donde cumple el arresto domiciliario, atiende a Canal Abierto.

¿Con qué sensaciones llega a esta fecha, en el contexto de un nuevo gobierno a nivel nacional y el inicio del segundo mandato de Morales en la provincia?

– El anuncio de Alberto cuando dio su primer discurso después de haber asumido como Presidente, es que la justicia tenía que cambiar y desde ahí uno tiene la expectativa de que esta historia de que la justicia deja hacer al partido político que gobierna, va a cambiar.

Estoy viendo que Alberto está cumpliendo con todo lo que había prometido en la campaña, de aumentar a los jubilados, reactivar la economía social, trabajar profundamente por los que menos tienen y dedicarse al que no tiene trabajo, para que comiencen a reabrirse fabricas para que los trabajadores vuelvan  trabajar en los mismos lugares.

¿Cuál es la situación social y política actual en Jujuy?  

Hay comercios que han cerrado, hay muchísima desocupación, los hospitales están empezando a privatizarse, ya hay servicios de primeros auxilios que dejaron de existir porque ellos los empezaron a cerrar.

A mí y a la Túpac Amaru se nos acusaba de ser los peores de Jujuy, pero hoy estamos viviendo como en plena época militar, donde la justicia aprieta, junto con la policía de la provincia y el ministro de Seguridad.

Valora la iniciativa del Presidente para reformar el sistema judicial…

– Si, esta persecución judicial del partido político que armaron Macri y Gerardo Morales tiene que desarmarse, y la justicia tiene que ser independiente del gobierno de turno.

¿Piensa que el Gobierno de Morales puede ser distinto al no tener un socio en la Casa Rosada?  

– Siento que no va a cambiar porque se sigue manejando con esa soberbia grande con la que maneja la provincia, no está llamando a paritaria a los trabajadores, salió a decir que no va a dar los bonos que Nación dio a los estatales y dice que el gobierno está lleno de cuentas. Si en Jujuy está pasando lo que está pasando es porque en los distintos negociados que hizo el gobierno de Morales con las grandes empresas de Jujuy, se han comido la plata de los préstamos internacionales que han pedido, como en el caso del litio en el Cauchari, como con el tren que supuestamente iban a hacer de La Quiaca a Jujuy. No hay ninguna obra hecha y la plata de los préstamos internacionales desapareció, y tampoco ha rendido cuentas de las cuatro coparticipaciones por adelantado que le ha pedido al gobierno de Macri. La provincia está mal.

¿Qué le genera el reclamo incesante de los organismos de derechos humanos por su situación y la de las otras personas detenidas por causas armadas?

– Los organismos de derechos humanos estuvieron acompañando estos cuatro años, apoyándonos, estuvieron dando aliento a todos los presos políticos de la Argentina y continuamente denunciando las distintas injusticias que padecemos cada uno de nosotros, yo siento que ese apoyo es muy importante para los que estamos sufriendo injusticias.

¿Cuál es el trabajo que realiza la Túpac Amaru en la actualidad, y en qué condiciones lo desarrollan?

– En Jujuy tenemos cerca de 250 copas de leche en toda la provincia, los compañeros están trabajando con muy bajo perfil. Además de los merenderos están los comedores, las huertas comunitarias, que no son subsidiados por el gobierno de Gerardo Morales sino que todo se sostiene con esfuerzo propio. Para poder comprar la mercadería los compañeros hacen empanadas, pollos, comidas para vender y con lo que recaudan sostienen la copa de leche y los comedores.

¿Cómo está usted de salud y de ánimo?

– Resistiendo. Resistiendo estas injusticias. Tratando de hacer cosas para demostrar que lo que vivimos estos cuatro años fue una injusticia.

También te puede interesar: La Confederación Latinoamericana y del Caribe de Trabajadores Estatales – CLATE denuncia al Estado argentino ante la OIT por la detención de Milagro Sala

 

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas