Redacción Canal Abierto | Esta mañana, en el turno de ingreso más masivo, los despedidos y las despedidas por el gobierno de Cambiemos del Instituto Nacional de Tecnología Industrial regresaron a sus puestos laborales después de más de dos años de lucha.

El multitudinario y emotivo acto se realizó en el parque central del INTI, ubicado sobre General Paz y Constituyentes en el partido de San Martín, en el predio que en los últimos años se convirtió en uno de los campos de batalla más representativos de la disputa entre el modelo de ajuste y vaciamiento y la resistencia contra las políticas de la fallida gestión Macri.

Cambiemos el INTI

En enero de 2018 las autoridades despidieron a 258 empleados de distintos sectores. Los afectados, sus familias, compañeros de otras áreas y las distintas vertientes sindicales de ATE, rápidamente se organizaron para enfrentar lo que, además, representó el cierre o la reducción de distintas líneas de trabajo.

Te puede interesar: VIDEO | #EnINTINoSobraNadie – Los despedidos del INTI explican cuáles son las tareas que realizan, qué áreas productivas fortalecen, controlan y desarrollan, y cómo el Gobierno de Cambiemos busca vaciar el Instituto.

Luego de un acampe de varias semanas en el parque la estrategia de lucha se mudó al local gremial desde donde se impulsaron acciones sindicales en la justicia y políticas hacia el Congreso y los distintos partidos, de visibilización, de solidaridad, y económicas para solventar el fondo de desempleo. El conflicto trascendió el alambrado, acaparó atención nacional y se convirtió en aglutinador de otras luchas contra el macrismo.

La mismísima Mirtha Legrand se mostró preocupada por la situación y le preguntó a Marcos Peña, quien tuvo que retorcer algunos sentidos para explicar que los despidos beneficiarían a todos, inclusive a los despedidos: “Venimos trabajando mucho en fortalecer el INTI, pero hay una cantidad de empleados que ingresó en los últimos años del gobierno anterior que no iban a trabajar o no desempeñaban un trabajo correcto. No había control de acceso ni de presentismo. Hay muchos que ya han conseguido trabajo, el promedio de las indemnizaciones es de 400.000 pesos, muchos van a poder conseguir trabajo en otro lado”, dijo el entonces jefe de Gabinete.

Caravanas, festivales, alianzas con vecinos, con organizaciones sociales, pymes e industrias y distintos organismos del Estado; represión, militarización, agresiones, campañas de difamación y estigmatización, disparos, ataques directos a delegados y delegadas, y un intento de desgaste que no logró quebrar la voluntad de la organización, fueron las instacias que permitieron llegar hasta hoy con la moral dispuesta para comenzar la nueva etapa.

Te puede interesar | Caravana y acto de los trabajadores del INTI contra los despidos

Volviendo

El 18 de diciembre último, la junta interna de ATE decidió levantar el acampe y recibió al nuevo presidente del instituto, Rubén Geneyro, y al vice, Darío Caresani, con quienes comenzaron a diseñar el plan de reincorporaciones. La semana pasada comenzó el proceso de retornos y finalmente hoy, en un evento representativo para todos los trabajadores que perdieron su empleo o sufrieron dificultades laborales durante estos últimos cuatro años, se concretó el esperado retorno como símbolo indiscutible de que “luchar vale la pena”.

El evento se inició con una entrada simbólica atravesando los el portón metálico y los molinetes que durante los últimos meses permanecieron custodiados por policía y seguridad privada. Luego continuó con una recorrida, edificio por edificio, en la que cada reincorporado fue fichando en el registrador electrónico que nuevamente reconoció las huellas digitales y permitió el acceso a los sectores de trabajo. Entre los casos particulares en los que se obtuvo reincorporación por cautelar judicial y el retorno masivo por la anulación de los despidos macristas, son cerca de 170 los trabajadores y trabajadoras que volvieron al INTI. Muchos que nunca se habían ido. La lista podría crecer dependiendo de algunas decisiones personales que aun no se conocieron.

Los testimonios

Francisco Dolmann, dirigente nacional del gremio estatal y delegado del organismo recordó que “en aquel enero de 2018, de los 258 despedidos 208 eran afiliados a ATE y más de 50 eran delegados o candidatos. Por eso decimos que venían por ATE, pero no pudieron y ahora nos vamos a reconstruir, ya comenzamos la campaña para crecer”.

Luego, Ricardo Peidro, titular de la CTA Autónoma, expresó “una profunda emoción porque –señaló- resistir ya es una victoria y si eso además tiene como resultado que compañeros y compañeras que tuvieron fe en lo colectivo hayan obtenido este triunfo, no solamente es un mensaje para los compañeros y compañeras del INTI, sino para los compañeros y compañeras de toda la clase trabajadora”.

Por su parte, Rodolfo Aguiar, secretario General Adjunto de ATE Nacional, destacó que “detrás de cada despido en el INTI no solo estaba el objetivo de achicar la planta de trabajadores sino, principalmente, debilitar la resistencia para desguazar, para vaciar e intentar privatizar un organismo estratégico para el desarrollo industrial de nuestro país”.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas