Redacción Canal Abierto | En forma simultanea se realizaron allanamientos a las oficinas de Autopista del Sol y Acceso Oeste, concesionarias de los accesos norte y oeste a la Ciudad de Buenos Aires. Las medidas fueron dispuestas por el juez Rodolfo Canicoba Corral en el marco de la causa que investiga la posible comisión de irregularidades en la prórroga de las concesiones.

Igual medida fue implementada en las instalaciones de Natal, firma que compró las acciones de las concesionarias de las autopistas a Socma, grupo empresarial perteneciente a la familia de Mauricio Macri.

Además del ex presidente, la causa abarca a funcionarios de su gobierno: los ministros  de Transporte Guillermo Dietrich y de Hacienda Nicolás Dujovne y el entonces titular de Vialidad Nacional Javier Iguacel.

«Tanto Autopista del Sol como Autopsta del Oeste, los contratos habían vencido y el gobierno nacional a cargo de Cambiemos sin licitación ni audiencia publicas vinculantes les dio doce años más de concesión, hasta el 2030, dolarizó el contrato y permite ajustes semestrales de tarifas», afirmó Ricardo Lasca, titular del Comité Nacional de Defensia del Usuario Vial ante la consulta de Canal Abierto.

Descargar

La causa tuvo inicio a mediados del año pasado a partir de una denuncia de diputados del Frente de Todos, quienes pidieron investigar si hubo negociaciones incompatibles con la función pública y una venta fraudulenta de Socma a Natal.

«Eso prácticamente es un contrato nuevo, cuando debió haberse convocado a una nueva licitación o, en su defecto, que la administración de los corredores queden en manos de Vialidad Nacional ya que las obras están recontra pagadas y amortizadas. Debería dejar de cobrarse peaje y hacer mantenimiento y algunas pequeñas obras de envergadura. Esto favorecería el interés general, bajaría los costos de transporte en estos dos corredores sumamente importantes como son los accesos Norte y Oeste», agregó.

«La gran cantidad de aumentos encubiertos que hubo, ya que se cobra hora pico en ambos sentidos, se cobra hora pico fines de semana y feriados se agrego una hora mas cara que la hora pico que es la hora de congestión, no se abren las barreras para generar un tránsito fluido en las horas de más congestión y encima se cobran multas como falta grave como si uno estuviera drogado o alcoholizado si uno se niega a pagar el peaje por la falta de servicio»

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas