Redacción Canal Abierto | “Me presenté para averiguar por qué no habían renovado mi contrato y no sólo no me dieron una respuesta concreta, me mandaron a que busque algún `padrino´”, contó Lucía Lescano, quien trabajó como barrendera para el municipio de Quilmes desde el 6 de septiembre hasta el 31 de diciembre de 2019. “Yo ingresé a trabajar porque traje mi curriculum, como corresponde, y no porque alguien me acomodó. Nunca falté, cumplía mis tareas”.

Tras aquel primer desaire, Lucía fue recibida por el secretario de Comunicación y Relaciones Institucionales del municipio, Alberto De Fazio: “me ofreció una bolsita de mercadería, pero yo lo que necesito es trabajar”.

“A los pocos minutos, cuando estaba esperando que me atiendan en la dirección de personal de la Intendencia, vinieron dos policías y me esposaron. Después vino una tercera mujer policía y me empezó a pegar. Me tuvieron un día presa”, relató la joven, a quien se le abrió una causa por “resistencia a la autoridad”.

En una conferencia de prensa que se llevó a cabo esta mañana en la sede de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) Quilmes, el titular del gremio estatal y de la CTA Autónoma locales, Claudio Arévalo aseguró: “Queremos saber por qué trataron como delincuente a una laburante que lo único que quería era trabajar, o al menos saber por qué iba a quedar en la calle. Creemos en la buena voluntad de la Intendenta, y por eso queremos que nos reciba. Esto no puede volver a ocurrir en un contexto democrático, en este gobierno ni en el que venga”.

“Ya radicamos una denuncia en los tribunales de Quilmes”, informó Esteban Corrales, el abogado que ATE puso a disposición de Lescano. “No sólo es importante que se aclare por qué la policía actuó con semejante e innecesaria violencia, sino también quién impartió las órdenes y qué medidas adoptaron los funcionarios políticos al tomar conocimiento de los hechos”.

Por el momento, ningún funcionario de la gestión de Mayra Mendoza salió a dar explicaciones por la cesantía ni respecto del accionar violento dentro del edificio público.

Según indicaron desde el gremio que conduce a nivel nacional Hugo “Cachorro” Godoy, en lo que va del año el municipio de Quilmes despidió a al menos 24 trabajadores.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas