Canal Abierto Radio | A poco de asumir, el nuevo directorio del Banco Nación encontró diferentes irregularidades durante la gestión anterior, entre ellas, los créditos millonarios otorgados a la cerealera Vicentin: “a pesar de que estaban sin pagar, con la calificación vencida y excedida, el directorio validó aumentar la exposición y el endeudamiento con este grupo empresario”. 

Las 16 firmas de Vicentin operan en el comercio exterior de granos, en biodiesel y en la fabricación de aceites para el mercado local. Durante el gobierno de Mauricio Macri, mientras la producción local se caía, la empresa tomó un crédito por 300 millones de dólares y logró importantes ganancias. Sólo al Nación, la cerealera le debe más de $18.370 millones.

El dirigente de Unidad Popular e integrante del directorio de la entidad pública encabezó una charla junto a autoridades del partido y dirigentes gremiales y sociales. Entre otras cosas, Claudio Lozano explicó que se violaron los límites establecidos por el Banco Nación y por el Banco Central de la República Argentina, que “para una empresa en tanto no debe comprometer más de determinado porcentaje del patrimonio de la entidad”. La cifra supera por mucho los límites que establece la normativa del Central y representa más del 20% del patrimonio computable de la entidad oficial.

También te puede interesar: Vicentin, la trama empresaria del grupo que operaba en dos orillas

Sin embargo, en agosto dejaron de pagar al banco y defaultearon la deuda a todos los acreedores a partir del 5 de diciembre de 2019. 

“Los pasillos del Banco Nación cuentan que en las múltiples reuniones que existieron con la empresa Vicentin para tratar de imponerle la necesidad de volver a encuadrarse en la normativa, frente a las exigencias de los funcionarios del banco, los dueños de la firma cruzaban del Banco Nación a la Casa Rosada para hablar directamente con la Presidencia. Eso luego se transformaba en un llamado desde la Presidencia de Mauricio Macri al ex presidente del Banco, González Fraga, quien se encargaba de llamar la atención a los funcionarios del banco para que se allanaran a los requerimientos de la empresa”, contó Lozano.

La voluntad de financiamiento por parte del Estado macrista se explica como una devolución de favores: Vicentin, a través de sus subsidiarias, fue el principal aportante a la campaña presidencial de Mauricio Macri. Por tres diferentes empresas de su grupo (Oleaginosa Moreno, Algodonera Avellaneda y Frigoríficos Friar SA), realizó una donación total de $13.500.000, a razón de $4.500.000 cada una, entre el 6 y el 8 de agosto, pocos días antes de las PASO.

También te puede interesar: ¿Querés ser millonario como los dueños de Vicentin?

En base a un informe del propio Lozano, el fiscal Gerardo Pollicita acaba de iniciar una investigación contra González Fraga y los directivos de Vicentin (Alberto Padoán y Gustavo Nardelli) por posible defraudación.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas