Canal Abierto Radio | En medio del cierre de fronteras y la prohibición de circulación, el gobierno ha tomado medidas para ayudar a los sectores más vulnerables, que llegarán a costar unos $28.000 millones. “Incluso para el contexto o para la necesidad puede ser poco, pero puede modificarse en el futuro” afirmó el economista del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas, Alejandro López Mieres.

“Esto nos ocurre después de dos años de una recesión muy dura. Nos ocurre en un contexto mundial, donde Argentina estaba intentando la reestructuración de la deuda, donde se derrumba todo al mismo tiempo. Hemos pasado muchas crisis y nunca vi una cosa como la que estamos viviendo, donde simultáneamente es un derrumbe tan grande. Siempre hubo en el capitalismo global, destrucciones de capital ficticio, focalizadas, pero nunca global”, resaltó López Mieres.

Para salir de la crisis de 2008 los Bancos Centrales bajaron las tasas de interés y cuando esa política reacomodó la economía, “se armó una burbuja de timba financiera mucho más grande y más violenta que la que existía hasta el 2008. Pero frente al COVID 19, las principales bolsas del mundo han caído hasta un 30% y las pequeñas mucho más. La única vez que el mundo atravesó una crisis similar fue en 1929, y de esta no sabemos las consecuencias porque recién empezó,” agregó.

La destrucción de valor de las empresas argentinas que cotizan en el exterior ha sido monstruosa» remarcó. A esto se le suma la caída de los títulos públicos argentinos, que llegaron a valer mucho menos que en 2002 cuando se declaró el default, “como preanunciando una reestructuración mucho más violenta que la que realmente hubo”, sugirió López Mieres.

Escuchá la columna completa:

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas