Redacción Canal Abierto | En Argentina todavía estamos a tiempo de evitar que esta pandemia sea incontrolable. Para eso necesitamos el compromiso de todos. El mensaje es claro: menos traslados, menos contagios. Menos contacto, menos contagio. Cuidémonos entre todos y todas. Vamos a ser extremadamente responsables”.

El 20 de marzo, el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, escribió una carta a las y los argentinos en la cual comunicaba el decreto de aislamiento social, preventivo y obligatorio para toda la población. Junto a esto, comunicaba el resto de las medidas en pos de achatar la curva de contagios y frenar al enemigo invisible. “Más vale prevenir que curar”, fue el refrán utilizado por Fernández para enmarcar estos anuncios.

En cada oportunidad, tanto el Presidente como su equipo de funcionarios, remarcaron que se espera que los casos aumenten en las próximas semanas, ya sea por el comportamiento del virus, como por la llegada de las bajas temperaturas, con un pico máximo de contagios en mayo.

Tiempo

En este sentido, la carta presidencial esbozó que el objetivo es que el daño sea el menor posible y salvar la mayor cantidad de vidas.Hay un desafío logístico inmenso: tenemos que lograr la mayor cantidad de camas, respiradores, personal médico y paramédico, alimentación, higiene y lugares de albergue para tener los instrumentos que nos permitan combatir esta pandemia global”.

El 29 de marzo, la cuarentena se extendió. “He tomado la decisión de prolongar la cuarentena hasta que termine Semana Santa. Es la recomendación que me hacen los expertos. ¿Qué vamos a lograr con esto? Seguir controlando la transmisión del virus. Todos los datos dicen que el virus cumple su ciclo, en el cuerpo humano, entre el día 10 y el día 14. Prolongando la cuarentena vamos a haber logrado que el ciclo de desarrollo del virus se cumpla hasta dos veces. Entonces, vamos a tener datos más claros de cómo se incuba la enfermedad y de cómo podemos trabajar sobre quienes efectivamente tuvieron el virus, incubaron la enfermedad y podemos atenderlo adecuadamente”, dijo Fernández en esta oportunidad.

Camas y hospitales

Según trascendió de las reuniones entre el Ministerio de Salud y los sindicatos CTA-A, ATE y Fesprosa, el sistema total de camas de terapia intensiva llega a 8.444. También se expresó que es necesario ampliar ese número, y que el Estado efectivamente va a disponer del conjunto de las camas públicas y privadas para regular su ocupación.

A partir de las directivas constructivas del Ministerio de Salud, el Ministerio de Obras Públicas diseñó un plan para la construcción rápida de ocho Hospitales Modulares de Emergencia que estarán instalados según el mapa actual de la pandemia. Esto demandará una inversión de $1.040 millones para su ejecución y equipamiento y permitirá ampliar en 560 las camas para terapia intensiva e internación. Tendrán capacidad para brindar atención durante las 24 horas, a través de una dotación de 100 trabajadores y trabajadoras de la salud.

Los Hospitales Modulares de Emergencia son módulos de 1000 metros cuadrados, escalables (es decir que pueden ser ampliados con facilidad en caso de ser necesario), a través de la metodología de la construcción en seco, lo que permite realizarlos de manera simultánea en turnos rotativos de 24 horas.

Las obras consisten en la construcción de pabellones hospitalarios de 1.070 m2 conformados por dos áreas diferenciadas: el sector de servicios de 290 m2 y cuatro pabellones dormitorios de 780m2.

Contarán, además, con instalaciones de redes de servicios (sanitaria, cloacal, eléctrica) por fuera del edificio; una platea de hormigón donde apoyan los módulos/estructuras; redes de datos interna/externa; y certificación Normas ISO 9001 /2015 de Calidad y Norma ISO 14001/2015 de Medio Ambiente para la construcción de módulos.

El Ministerio de Obras Públicas ya informó que  comenzó la construcción del Hospital Modular de Tres de Febrero. Se emplazará en los terrenos de la Unidad de Pronta Atención Nº 16 ubicada en la localidad de Martín Coronado, sumará camas de internación y de terapia intensiva. Además, avanzan a buen ritmo las obras en los otros cuatro ubicados en los municipios de Florencio Varela, Quilmes, Hurlingham y Moreno.

Personal

Toda la ampliación de personal en los Hospitales Modulares y centros de atención de la pandemia será nacional. El Ministerio de Salud resolvió un aumento a $35.000 para el personal del Programa Médicos comunitarios. Además, se desarrollará un programa de capacitación a ritmo forzado y virtual de especialidades afines como cardiología y emergencias. Por otra parte, se decidió la postergación de los exámenes de residencias profesionales para agosto.

A los residentes de segundo y tercer año se los asignará al abordaje de la epidemia. Se está desarrollando una Mesa de Situación con expertos en el Ministerio de Salud de la Nación para asistir por telemedicina a los profesionales de guardia las 24 horas.

Por otra parte, a través del decreto 315/2020, el Estado otorga un estímulo económico al personal de salud. El mismo consta de $20.000 no remunerativos y ligados a la efectiva prestación de servicios, a pagarse en cuatro cuotas con los haberes de marzo, abril, mayo y junio.

También, días atrás quedó conformada la Unidad Coronavirus COVID-19, que está integrada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MINCyT), por el CONICET y por la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i).

Al respecto, el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Roberto Salvarezza sostuvo que “la conformación de esta Unidad tiene como objetivo primordial poner a disposición de la Presidencia de la Nación y de las autoridades del Ministerio de Salud de la Nación todas las capacidades de desarrollo de proyectos tecnológicos, recursos humanos, infraestructura y equipamiento que puedan ser requeridas para realizar tareas de diagnóstico e investigación sobre Coronavirus COVID-19”.

Y agregó: “Estamos identificando, junto a investigadoras e investigadores expertos en virología, diagnóstico molecular e informática, un conjunto de proyectos y desarrollos tecnológicos que podrían contribuir a fortalecer las capacidades del país frente a esta difícil situación”.

Como dato de color, durante el fin de semana, más de 100 profesionales de la salud, entre médicos, enfermeros y kinesiólogos argentinos, arribaron en Buenos Aires. Volvieron desde Europa donde muchos de ellos estaban realizando posgrados o dando clases. Una vez que pasen los 14 días de cuarentena, se sumarán a los equipos sanitarios.

También te puede interesar: La pandemia del odio: ¿por qué molestan los médicos cubanos en Argentina?

Insumos

En reunión con los sindicatos que nuclean a las y los trabajadores de salud, la cartera comandada por Ginés González García admitió que hay faltante en los Equipos de Protección Personal. Ante esta situación, se encuentran coordinando esfuerzos con el Ministerio de Producción para el abastecimiento.

También te puede interesar: Sin patrón ni especulación: laboratorio recuperado fabricará alcohol en gel

El mercado global se encuentra sin oferta de estos insumos, y la industria nacional deberá responder. Esto es lo que ocurre actualmente con los respiradores. Según estimaciones oficiales, Argentina tiene disponibles alrededor de 8.500 respiradores en hospitales públicos y privados, y las autoridades tienen el objetivo de conseguir otros 1.500 dispositivos más en las próximas semanas.

Leistung y Tecmé son los únicos fabricantes locales de estos dispositivos, vitales a la hora de combatir esta enfermedad. El Gobierno ordenó a estas empresas dejar de exportar para abastecer solo el mercado interno y centralizó toda su producción para distribuir entre las distintas provincias.

El sábado 28, un avión de la Fuerza Aérea partió de Aeroparque equipado con 23 respiradores para entregar en las provincias de Salta, Jujuy, Tucumán, Santiago del Estero, Catamarca y La Rioja, y otros 26 en Chaco, Formosa, Corrientes y Misiones. En total, serán 194 que el Ministerio de Salud distribuirá en una primera etapa a distintos puntos del país.

Por otra parte, la secretaria de Acceso a la Salud de la Nación, Carla Vizzotti, informó que ya se inició la descentralización de las pruebas de coronavirus en 8 jurisdicciones y a los hospitales nacionales, y adelantó que desde el Ministerio de Salud se trabaja para tener kits de diagnóstico serológico rápido, que sirven para definir si hay personas que tuvieron contacto con el virus aunque hayan tenido pocos síntomas.

También te puede interesar: “Una vez más, el sector público es el que termina dando cuenta de la situación” | Entrevista a Daniel Godoy, director de IDEP Salud

¿La vacuna?

“Por todas las medidas que nosotros tomamos fuimos elegidos por la Organización Mundial de la Salud como uno de los diez países en los cuales se pueden llevar adelante experimentos medicinales tratando de resolver el problema del coronavirus. Y eso para nosotros es muy importante porque habla también – como sociedad – de que nos adelantamos al problema, asumimos el compromiso de la cuarentena, y esto nos dio la confianza de la comunidad internacional para que seamos una de las diez sociedades que están privilegiadas en la búsqueda de la vacuna y de la medicación más importante”, destacó en su discurso del 29 de marzo el Presidente.

En diálogo con Canal Abierto Radio, Daniela Hozbor, investigadora principal del CONICET y coordinadora de la Subcomisión de Vacunología, comentó que normalmente el desarrollo de una vacuna llega a tardar 10 o 15 años, pero la pandemia actual que paralizó al mundo aceleró los tiempos. “Hay tanto interés y tanta preocupación que el conocimiento previo más la inversión económica hacen que hoy ya tengamos más de 30 candidatos vacunales, y ya empezaron los ensayos químicos. Por lo tanto, se puede decir que en poco tiempo ya estará disponible. Tenemos un panorama alentador”, remarcó.

La curva

“Si ustedes revisan cómo es la curva de crecimiento argentina en la cuarentena y la comparan con el crecimiento de la enfermedad en aquellos países que lo hicieron tardíamente, se van a dar cuenta de todo lo que hemos ganado”. Estas eran las palabras de Alberto Fernández en la noche que anunció la prolongación de la cuarentena.

Según el último informe emitido por el Ministerio de Salud, el total de casos confirmados de COVID-19 en Argentina es de 1.054, de los cuales 27 fallecieron. Respecto a los confirmados, 529 (50.2%) son importados, 295 (28%) son contactos estrechos de casos confirmados, y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.

Del total de casos (1.054), el 42,5% son mujeres y el 57,5% son hombres. A la fecha, el total de altas es de 248 personas. 218 son altas transitorias y 30 definitivas. El número de casos descartados (por laboratorio y por criterio clínico/ epidemiológico) hasta ayer es de 4.597.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas