Canal Abierto Radio | Gildo Onorato, de la UTEP y presidente de la Federación de Cooperativas de Trabajo EVITA advirtió que la cuarentena aumentó las preocupaciones de las organizaciones territoriales: “La primera la sanitaria, vinculada a la prevención, al aislamiento, a la higiene, a la salubridad”.

La crisis general y el encierro por coronavirus no permiten el desarrollo de la economía popular, “el changueo, el cuentapropismo” y de las personas que viven el día a día, por ende “muchos informales también están viendo cómo esa realidad los está empujando a la pobreza”. A la vez, se incrementa el hacinamiento en los barrios populares y por eso tanto la UTEP como muchas otras organizaciones sociales plantean una cuarentena por territorios.

 “Lo ha dicho el Observatorio de la Deuda Social de la UCA, esta crisis va a generar una nueva capa geológica de pobreza estructural, y eso da cuenta de que el Estado y las instituciones son insuficientes a la hora de plantearse una respuesta coordinada. Además, las redes comunitarias de nuestro pueblo sirven para afrontar de forma colectiva esta realidad, y es eso lo que estamos planteando: conformar comités, organizarnos en el territorio, planificar la llegada de la asistencia con las autoridades y de esa manera construir una respuesta que les de algo de alivio a lo que se está sufriendo hace mucho tiempo y se profundizó estas semanas”.

El incrementó de la demanda de alimentos en comedores y merenderos se puede ejemplificar con el crecimiento de un 150% de asistencia al comedor de la sede central de la CTEP, en el barrio de Constitución. “Esto habla de un crecimiento descomunal de la demanda alimentaria y que las estructuras comunitarias tienen que ser asumidas como parte de la estrategia de solución de estos problemas” expresó Onorato.

A su vez advirtió que el Ministerio de Trabajo y la ANSES proyectaron la inscripción de 3 millones de personas al Ingreso Familiar de Emergencia, “y hoy tenemos preinscriptos más de 11 millones”. “Seguramente haya que pulir ese padrón, y quien tenga los requisitos los cobrará, y quien no los tenga no los cobrará” pero eso no quita la necesidad del ingreso.

“Eso significa que el Estado todavía tiene dificultades para comprender la dimensión de la crisis, de los problemas que tenemos, nosotros no la tenemos tan clara pero si vivimos la realidad en el territorio, porque el 90% de nuestra militancia, de nuestra comunidad y familia, viven en esos barrios”.

Escuchá la entrevista completa:

 

Foto: @dicoluciano

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas