Canal Abierto Radio | La recesión que atraviesa la actividad económica por la pandemia del COVID-19 agudiza la falta de trabajo y dinero en los sectores populares. El titular de la Federación Nacional Territorial (FENAT), Omar Giuliani, explicó las dificultades con las que estos se encuentran a la hora de sostener las actividades en todo el país.

En los comedores se ha duplicado y hasta triplicado la asistencia. Los índices de pobreza y hambre no han mejorado significativamente desde la llegada del nuevo Gobierno, aunque sí las acciones para apalear la situación. En este sentido, “la solidaridad es la que sostiene nuestros barrios o intenta que se construyan espacios de vida digna”, remarcó Giuliani.

“La idea de las mil ollas a nivel nacional tiene que ver con visibilizar la pobreza en nuestro país, visibilizar el hambre, y que hay cientos de organizaciones que a pesar de la situación que hoy vive el país salen a la calle a bancar a su propio barrio, a sus compañeros y compañeras y esto hay que recatarlo como modo de vida”, agregó el titular de la FENAT.

Asimismo, destacó que el diálogo de las organizaciones con el Ministerio de Desarrollo es muy bueno.  “Aparte, hay que asumir que este gobierno ha puesto la discusión del hambre sobre la mesa y eso nos parece sumamente importante”.

Sin embargo, luego del escándalo de los sobreprecios que pagó el Estado por alimentos y las renuncia de 14 funcionarios, se pausó la entrega de la mercancía en todo el territorio nacional. Incluso, hay lugares que desde febrero no reciben ayuda y se sostienen con la solidaridad de la gente.

Con respecto al funcionamiento de la Tarjeta Alimentar, Giuliani indicó: “Los beneficiarios no pueden gastar la tarjeta alimentaria en la economía popular y la plata que pone el Estado termina yendo de vuelta a los mismos grupos económicos, los que en este proceso de pandemia han demostrado que nada de solidaridad tienen aumentando los precios”.

Escuchá la entrevista completa:

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas