Redacción Canal Abierto | A poco más de un mes del inicio del aislamiento social preventivo y obligatorio, la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) es el primer sindicato judicial en formalizar un convenio para regular las condiciones de tele trabajo.

En primer lugar, según explicó a Canal Abierto el titular del gremio, Pablo Abramovich, el acuerdo sostiene la “exigencia a la Suprema Corte de mantener el asueto con suspensión de términos” y apunta a institucionalizar “una serie de límites a los abusos que venían dando en esta modalidad de empleo”.

El convenio establece el carácter “voluntario y revocable” de esta modalidad laboral. Sólo los trabajadores judiciales que cuenten con las condiciones adecuadas en su domicilio y grupo familiar podrán manifestar expresamente su voluntad de incorporarse al sistema mediante la solicitud de la credencial de acceso al teletrabajo (CAT).

A su vez, desde la AJB informaron que el convenio apunta a regular la situación particular desatada por la pandemia del COVID-19, con la finalidad de resguardar la salud de trabajadores y trabajadoras judiciales y la sociedad en su conjunto. “Se trata de medidas excepcionales, por un plazo limitado al contexto de la emergencia”, explicó.

A partir de ahora, quienes adhieran voluntariamente a este régimen podrán no prestar tareas por fuera del horario laboral (8 a 14 hs). “Compañeros y compañeras denunciaban que los obligaban a conectarse al sistema a cualquier hora, requerimientos de trabajo en horas de la noche”, contó Abramovich, y agreó: “Otra cuestión relevante es la prohibición de remisión de expedientes en papel, lo que hasta ahora significaba un gran riesgo de infección teniendo en cuenta que el virus podría sobrevivir en el papel entre 4 y 5 días”.

Desde hace un tiempo que la Justicia bonaerense viene avanzando con un proceso de digitalización. Sin embargo, con la emergencia sanitaria se aceleraron algunas cuestiones: por ejemplo, la habilitación de usuarios para conexión remota.

“Hay un gran desconocimiento o manipulación respecto de qué es lo que venía haciendo el Poder Judicial. Hay trámites de urgencia que se siguen resolviendo, de la misma manera que se hace en una feria judicial, y que tienen que ver con la liberta de las personas, resoluciones en materia de género, cuestiones alimentarias o expedientes laborales. Esto está funcionando de esta manera desde el 20 de marzo”, detalló el secretario general de la AJB.

“Hay una gran presión desde los medios de comunicación, los colegios de abogados y algunos sectores de los grupos económicos para normalizar el funcionamiento del Poder Judicial. Por ejemplo, el cobro de créditos impagos, las ejecuciones hipotecarias, etc. El problema es que para poder despachar estas medidas es necesario poner en funcionamiento una maquinaria presencial que es enorme”.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas