Redacción Canal Abierto | Este martes, el Ministerio de Trabajo rechazó el Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC) presentado por la aerolínea LATAM, ratificando la vigencia del decreto presidencial 487/20 que prohíbe, en el marco de la emergencia sanitaria, los despidos “sin justa causa, y por las causales de falta o disminución de trabajo y fuerza mayor”. Debido a ello, las 1.715 cesantías “tienen efecto legal nulo”, informó oficialmente.

“Con LATAM no tenemos ninguna comunicación desde hace 110 días”, sostiene en diálogo con Canal Abierto Sergio Giménez, secretario General Adjunto de la Unión Sindical de Trabajadores Aeronáuticos (USTARA), gremio que representa al personal técnico de mantenimiento y despachantes de aviones. “El ministerio ayer rechazó el preventivo de crisis y los despidos y la empresa volvió a mandar una nota diciendo que iban a apelar la decisión”.

Mientras tanto, desde el martes 14 de julio un grupo de 20 trabajadores mecánicos se encuentra ocupando el hangar de la empresa en el Aeroparque Jorge Newbery para “evitar el vaciamiento” de la firma. “Los compañeros están en su lugar de trabajo porque ninguno de los empleados fue despedido. Por lo tanto, están haciendo una guardia para impedir la posibilidad de que la empresa siga vaciando la compañía. LATAM destruye todo lo que sea la filial argentina. Estaban preparando los aviones para llevárselos a Santiago de Chile”, sostiene Giménez.

Sergio Giménez, secretario General Adjunto del USTARA

Este miércoles 22, con la consigna #UnidosEnLucha trabajadoras y trabajadores realizaron una caravana desde el Aeroparque en defensa de las fuentes de trabajo de 2.200 familias. También lanzaron una campaña con el apoyo de personajes del espectáculo y el deporte como el “Pocho” Lavezzi, Leonardo Sbaraglia o Mariana Fabbiani.

Vaciamiento planificado

“LATAM vació esta filial y planificó el cierre total de la operación en Argentina. De un día para el otro dijeron ‘nos vamos’ y cortaron todos los canales de comunicación; al personal nos tiraron con retiros voluntarios con arreglos totalmente irrisorios. Están vapuleando a la gente”, sostiene el representante gremial. “La empresa está vacía, las gerencias desaparecieron. Quedó una empresa fantasma con la gente a la deriva. Nosotros, hasta el mes pasado, cobramos el 50% de sueldo sin el aval del Ministerio de Trabajo. Este mes, estamos pendientes de si vamos a seguir o no cobrando el sueldo porque LAN evade todo lo que sea reglamentación en Argentina”.

Trabajadores técnicos que permanecen en el hangar hace más de una semana.

Cuando la empresa anunció la decisión de suspender sus operaciones por tiempo indeterminado y dejar de operar los vuelos de cabotaje, alegó que se debía al impacto de la pandemia y la dificultad de consolidar un proyecto sustentable. Desde los gremios sostienen que el COVID-19 sólo aceleró los tiempos. “Si lees el preventivo de crisis, son 60 páginas en las que la empresa presenta un supuesto plan de salvataje, te das cuenta que la única intención es disolver la compañía y deshacerse de los 1.700 trabajadores. Lo que están buscando es evadir los compromisos para irse de la manera más ventajosa del país”, sostiene Giménez.

“LAN dice que los últimos dos balances fueron negativos pero si vos tenes aviones que el año que viene cumplen 20 años, que vencen los fuselajes y tienen que dejar de operar, no sirven, mientras que las otras filiales tienen aviones nuevos, es claro que aquí no invirtieron. Devolvieron tres aviones a la casa matriz. Cierran San Juan, Bahía Blanca y planeaban cerrar Neuquén. Es claro que estaban achicando la compañía, y que no pueden tener ganancias. Era un proceso que se venía gestando. El plan es cerrar Argentina pero mantener los vuelos internacionales: de San Pablo a Europa y de Lima a Oceanía y Estados Unidos. La parte doméstica no les reditúa”.

LATAM es la principal aerolínea de Latinoamérica y la segunda en tráfico aéreo del país, y como todas las compañías aéreas del mundo se encuentra en una profunda crisis. Pero en Argentina, según asegura desde la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) su principal referente Pablo Biró –en diálogo con radio El Destape–,“LAN se quiere ir porque Macri les permitió vaciar todo lo que podían y terminó siendo innecesaria la filial. El daño ya está hecho y lo que están haciendo es agarrar los bolsos e irse”. Los trabajadores y sus gremios son el chivo expiatorio.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas