Redacción Canal Abierto | Luz estaba en una esquina, trabajando en situación de prostitución. Dos personas se acercaron a contratar sus servicios. Ella aceptó y se fue con ellos. Al terminar, los tres dejaron el departamento. Lo que Luz no sabía es que esas dos personas no eran las dueñas de la vivienda y que antes de llevarla allí, habían golpeado y maniatado a un hombre y lo escondieron en una habitación.

En julio de 2018, la joven fue acusada de intento de homicidio y lesiones graves. Quedó presa en el Complejo Penitenciario Federal IV de Ezeiza, Servicio Penitenciario Federal. Luego de ocho meses allí, y de reiterados pedidos de la defensa, le otorgaron la prisión domiciliaria. Este viernes comienza en el Tribunal Oral N° 8 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la primera audiencia para el juicio de Luz Aimé Díaz, tras dos años de estar detenida con prisión preventiva.

También te puede interesar: “Si me condenan me mato, no lo voy a pensar dos veces”

“Hay un video que registra el momento en el que Luz baja del departamento con las dos personas que la contrataron. El problema es que a los verdaderos responsables ni siquiera los buscan. La única imputada es Luz. A los otros ni siquiera los buscan”, comentó a Canal Abierto Andrea Alcalde, docente del Bachillerato Popular travesti/ trans Mocha Celis, donde Luz era estudiante.

Por su parte, la Campaña de Absolución para Luz Aimé emitió un comunicado donde expone: “El caso de Luz ha sido un ejemplo más de la falta de perspectiva de género en la Justicia. En marzo del 2019, a través de acciones legales y el compromiso militante, logramos la recusación de dos de los jueces que integraban el Tribunal porque estaban en contra de la “ideología de género” y negaban la identidad de género de Luz Aimé, en una clara violación a la ley 26.743. Mientras en la sociedad se discute la necesidad de reformas en la Justicia que incluyan perspectiva de género, celebramos esta recusación y esperamos que los jueces y la jueza que ahora componen el Tribunal que juzgará el caso de Luz, efectivamente apliquen enfoque de género, tal como lo establece la normativa vigente”.

Luego de haber pasado varios meses detenida en el penal de Ezeiza, desde abril del 2019 Luz espera su juicio en el Hotel Gondolin, donde cumple la prisión preventiva domiciliaria por factores de su salud. Cabe resaltar que el acompañamiento del Hotel Gondolin, de la Mocha Celis y de la Comisión de Absolución para Luz, son determinantes para acompañar y sostenerla en esta larga espera.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas