Redacción Canal Abierto | El ciclo Hacia un nuevo paradigma: democratizar para alcanzar la igualdad urbana realizó una nueva charla sobre las problemáticas visibles en la Ciudad de Buenos Aires.

Este espacio de debate organizado por Unidad Popular comenzó discutiendo una propuesta concreta de renta universal como modo de plantear una estrategia de intervención para transitar y para salir de la pandemia. En segundo lugar, se trató la cuestión de la Ciudad al desborde en materia habitacional y la emergencia sanitaria. Luego se expuso la mercantilización de la vida a partir de hacer del hambre y del acceso al agua un negocio.

También te puede interesar: CABA: “Donde hay una necesidad, el macrismo construye un negocio”

En esta nueva entrega, el eje de discusión se dio a llamar “El modelo de concentración del suelo urbano: la privatización del suelo, la desregulación del mercado inmobiliario, el proceso de inquilinización, y la destrucción del patrimonio urbano. La charla estuvo moderada por la ingeniera María Eva Koutsovitis, coordinadora de la Cátedra de Ingeniería Comunitaria, y participaron Santiago Roberto, legislador porteño por el Frente de Todos; Gabriela Massuh, escritora y ensayista; Jonatan Baldiviezo, presidente del Observatorio por el Derecho a la Ciudad; y Juan Pose, del Consejo Consultivo de la Comuna 6.

En este encuentro para discutir y proponer alternativas al modelo urbano que desde hace trece años la gestión Macri/Larreta propone para la Ciudad, Koutsovitis hizo un repaso por los principales números que preocupan. “Buenos Aires es una de las capitales del mundo con menos espacios verdes y con una profunda crisis habitacional, económica y ambiental. Hoy en la Ciudad, el distrito más rico de nuestro país con un presupuesto per cápita equivalente a Roma o Madrid, uno de cada tres porteños es pobre”, informó.

Al mismo tiempo, agregó: “En la década del 90 solo el 10% de las familias alquilaba. Hoy, aproximadamente entre el 35% y el 40% de porteños y porteñas alquilan; 1 de cada 6 tiene problemas habitacionales; 1 de cada 7 no accede formalmente al agua potable”.

Por su parte, Baldiviezo aportó datos sobre la gestión de suelo público. En este sentido, la gran cantidad de ventas de tierra pública fue marcada como responsable de estas problemáticas habitacionales.

Tanto la Constitución de la Ciudad como el Plan Urbano Ambiental (PUA) establecen que las tierras públicas sólo pueden ser vendidas para:

  • La creación de nuevos parques urbanos (plazas, plazoletas, patios)
  • Soluciones habitacionales
  • Equipamiento público

Según informó Baldiviezo, en una causa judicial, el actual secretario de Desarrollo Urbano de la Ciudad de Buenos Aires, Álvaro García Resta, manifestó que la venta de tierras no requiere ni por su envergadura ni por su importancia el mecanismo de participación ciudadana, contrario a lo establecido en la Constitución.

“Esto quiere decir que para el gobierno el suelo no es algo valioso para la gestión. En esta causa estábamos hablando de la privatización de 80 hectáreas de tierra pública que para el gobierno era una cuestión sin importancia. Justamente, uno de los ejes de este gobierno es la privatización de lo público. Ellos entienden la política como el arte de transformar lo público en privado”, destacó el abogado.

En este sentido, durante los últimos trece años se ha avanzado en un plan sistemático de privatización de tierras públicas. A su vez, lo ha trasladado a servicios públicos como el Subte, el estacionamiento medido, el servicio de transporte en bicicleta, y la higiene urbana.

Otra de las intervenciones destacadas de este debate fue la del legislador porteño Santiago Roberto. “Es preocupante la situación. No es una cuestión de marco legislativo porque nuestra Constitución es clara al respecto, pero ellos van por todo. La mayoría de estos emprendimientos inmobiliarios, de este despojo de las tierras públicas de la Ciudad han sido judicializados pero no basta con eso”, dijo.

Y esgrimió: “Cuando uno escucha el saqueo de las 470 hectáreas es muy preocupante, más cuando uno ve que todas esas ventas no se han traducido en beneficios para ninguno de los vecinos y vecinas de la Ciudad. Si se analizan estos años de gestión del PRO uno ve cada vez más gente en situación de calle. Sin duda, este es el producto de cuatro años de gestión macrista en la Nación y de trece años del PRO en la Ciudad de Buenos Aires que no ha realizado nada para revertir esta situación. No es por cuestión de recursos sino de decisión política, de sensibilidad social y de prioridades”.

 

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas