Redacción Canal Abierto | “Hemos resuelto marchar al Ministerio de Desarrollo y a la Jefatura de Gobierno a entregar un petitorio para que Larreta de marcha atrás con esta medida que ha tomado. Si esto no se soluciona, el jueves vamos a volver al Ministerio, y la próxima semana está pensada una marcha muy grande a la Legislatura porteña”, expresó el titular de la CTA Autónoma Capital Pablo Spataro.

La Central porteña junto a la Fenat, Somos Barrios de Pie, la Federación Nacional de lxsTrabajadorxs (FNT), el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), y la Federación de Organizaciones de Base (FOB) movilizaron este martes porque el viernes, en un contexto de pandemia, de profundización de la pobreza y la desigualdad, el gobierno de la Ciudad decidió cambiar el menú y hacer un recorte alimentario del 33% en los comedores comunitarios, espacios por donde pasan 250.000 personas por día.

Las organizaciones piden una mayor asistencia alimentaria, y el reconocimiento integral de los espacios comunitarios. Cuando iniciaron la campaña Somos Esenciales a principios de la pandemia pidieron la creación urgente de un Fondo de Emergencia financiado con fondos aportados por los sectores más ricos de la Ciudad, que sirva para hacer que la tarea sea remunerada –y reconocerla como trabajo– de los miles que cumplen funciones sociales en los barrios vulnerables y que actualmente no perciben salario por eso.

También te puede interesar: A tres meses de ollas populares, Larreta sigue sin responder a los reclamos

Pero el jefe de Gobierno porteño sigue sin atender estos reclamos. “Lamentablemente esta es una situación que se repite y creemos que es una muy mala señal la que está dando el Larreta. Vemos que cada día crece más la pobreza y la desigualdad en una Ciudad que tiene el presupuesto más rico del país. No puede ser que nuestros compañeros y compañeras estén corriendo el riesgo de no poder poner un plato de comida sobre la mesa”, señaló Spataro.

Y agregó: “En una ciudad con un millón de pobres y más de 480.000 personas que no tienen para cubrir una canasta básica de alimentos este gobierno va a pedir el superávit fiscal el primer semestre de $90.000 millones, lo cual nos parece un despropósito total y una inmoralidad que hayan tomado esta decisión de golpear a los que menos tienen”.

Recibí más periodismo de este lado