Canal Abierto Radio | A la crisis sostenida durante cuatro años de neoliberalismo se le sumó una pandemia mundial que retrasó las negociaciones salariales de los distintos sindicatos en todo el país. “Hay una perdida muy importante, no tanto por el porcentaje final sino porque son acuerdos que casi en su totalidad llegaron tarde”, indicó el economista Luis Campos.

“Va a ser muy difícil encontrar algún sector que le gane o le empate a la inflación pero además llegaron tarde, son acuerdos que originalmente se hacían por los meses de abril, mayo, y este año la temporada alta de paritarias se corrió para los meses de agosto, septiembre y con revisiones que se realizarán incluso hasta el 2021″, expresó el coordinador del Observatorio del Derecho Social de la CTA-A.

Entre los que perdieron frente a la inflación, enumeró a los Empleados de Comercio y Metalúrgicos, cuyo aumento rondó el 15 por ciento; pero también las y los estatales y trabajadores de Universidades Nacionales con solo un 7 por ciento de incremento. “Recordemos que fue una paritaria muy cuestionada por ATE pero que tuvo la firma de UPCN, de todas maneras ATE ya está reclamando la reapertura de esa paritaria”, remarcó Campos.

Antes de finalizar el año, y mientras la inflación ya lleva más de un 35 por ciento, hay sectores que siguen negociando sus paritarias, como estatales y judiciales bonaerenses, Construcción, Utedyc que ya había cerrado a principio de año un 20 por ciento, sectores de Carga y Descarga, y Metalúrgicos.

Y otros que comienzan sus etapas revisión, como Bancarios y Aceiteros que además fueron quienes lograron subas del 25 y 26 por ciento en febrero.

“En el segundo semestre tuvimos un escenario de paritarias casi permanentes y que muy factiblemente siga siendo así en los primeros meses del año que viene”, afirmó Campos y remarcó: “Los primeros meses de 2021 van a ser de revisión de lo que quedó del 2020”.

Escuchá la columna completa:

Recibí más periodismo de este lado