Redacción Canal Abierto | En el marco de la jornada nacional de lucha de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN), este jueves 3 de diciembre las principales redacciones del área metropolitana de Buenos Aires se encuentran paralizadas.

El reclamo principal es por una recomposición que permita cubrir la canasta básica y la inclusión del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA) en las mesas paritarias que hoy por hoy domina la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires, gremio que desde hace años carece de representación y legitimidad entre los periodistas.

El resultado de la última negociación -pactada entre las cámaras empresariales de diarios, revistas y portales de la Ciudad de Buenos Aires y UTPBA- consolida una pérdida del poder adquisitivo del salario entre mayo de 2019 y septiembre de 2020 para la categoría testigo de redactor del 17,5%. Desde diciembre de 2016 el retroceso del salario real llegará hasta un 30,4 por ciento.

“Es alarmante la pérdida de los últimos 5 o 6 años, pero hay algo de la nueva paritaria que es todavía más preocupante: lleva los plazos hasta julio de 2021. Esto, pese a haber sido declarados esenciales, y siendo garantes del derecho a la información de la ciudadanía”, afirmó a Canal Abierto la secretaria general de FATPREN, Carla Gaudensi.

Tomando en cuenta las proyecciones de inflación que difunde el BCRA, entre mayo de 2019 y julio de 2021, el retroceso en términos reales llegará hasta un 31% y, si se tomara el período desde diciembre de 2016, la caída para un redactor alcanzará un 42%. El salario bruto de esa categoría en julio de 2021 llegará hasta los $ 49.902 (poco mas de $ 40 mil para el neto). Para mantener el poder adquisitivo del salario de diciembre de 2016 ($ 17.657), el mismo debería ascender hasta los $ 85.636.

“Es insuficiente y degradante: sin retroactivos y con sumas fijas miserables, sólo achata la escala salarial y provoca mayor pérdida”, aseguró Gaudensi. Sobre la exclusión del SiPreBa de las paritarias, agregó: “Sólo se nos excluye de la negociación salarial, para el resto de las cosas el Ministerio de Trabajo no duda en convocarnos: condiciones de trabajo, denuncias sobre situaciones puntuales en cada una de las empresas, etc.”

En relación a las condiciones laborales y protocolos frente a la pandemia, la titular del FATPREN detalló: “en las redacciones de la Ciudad de Buenos Aires hay una gran cantidad de trabajadores y trabajadoras en modalidad teletrabajo. Sin embargo, hoy por hoy, la vuelta a la presencialidad es una discusión central, por lo cual estamos por lanzar un protocolo con varias cuestiones a respetar para el cuidado de la salud de todos”.

“En los canales de televisión hace meses que se está trabajando con protocolos que, gracias al trabajo de delegados y delegadas, en general se vienen respetando. Obviamente, nosotros estamos atentos para que las empresas se hagan cargo de poner a disposición lo que sea necesario para el cumplimiento”, apuntó.

Según indicaron desde SiPreBa, la jornada de paro repercute en un cese de actividades en redacciones como Clarín, Olé, Perfil, Página/12, El Cronista, ELLE, Viva, Caras, Noticias y la agencia NA, entre otras. En tanto que medios como Ámbito Financiero, La Nación, Infobae, Diario Popular y Editorial Atlántida se encuentran afectados con apagones de noticias y asambleas.

Según informó su titular, desde FATPREN vienen trabajando en proyectos vinculados a la sustentabilidad de la actividad periodística, no sólo para los trabajadores en relación de dependencia sino para la comunicación en general: “creemos que un impuesto a las grandes plataformas -Facebook y Google, por ejemplo- puede ayudar a solventar el trabajo de comunicadores que generan los contenidos. También acompañamos un proyecto sobre democratización de la pauta oficial. Sin políticas de redistribución no es posible una comunicación más equitativa y democrática”.

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico