Redacción Canal Abierto | Los pasados 17, 18 y 19 de diciembre se realizó en la ciudad de Cochabamba el Encuentro de Pueblos y Organizaciones del Abya Yala hacia la construcción de una América Plurinacional, convocado por el ex presidente Evo Morales al regresar a Bolivia luego del exilio.

Durante tres días, más de 1.500 representantes de organizaciones y comunidades de distintos países de la región elevaron propuestas que se tradujeron en un plan de acción cuyo objetivo inmediato es la conformación de un grupo regional de sectores sociales, que en principio recibirá el nombre de “Runasur”, o “Unasur de los pueblos”.

En ese contexto, las dirigentas originarias tuvieron una participación destacada.

Lourdes Huanca Atencio, Presidenta de la Federación Nacional de Mujeres Campesinas, Artesanas, Indígenas, Nativas y Asalariadas del Perú (FENMUCARINAP) contó sobre la búsqueda y lucha de las mujeres por la igualdad, y ejemplificó sobre la educación en tiempos de pandemia: “nuestros hijos e hijas no han podido estudiar, porque muchas veces en los territorios no hay internet”, indicó, y denunció: “Lo que aportamos al país muchas veces no es reconocido socialmente: trabajamos en nuestras casas, cuidamos a nuestros hijos, somos enfermeras, cocineras, y eso no es valorado”.

“Nosotras tenemos la capacidad de emerger para toda la sociedad una economía solidaria y equitativa. No tenemos grandes terrenos, pero en los pequeños espacios sembramos para garantizar nuestra alimentación, y que sea segura para nuestros hijos”, remarcó la Presidenta del FENMUCARINAP, una federación indígena, campesina y feminista que agrupa a organizaciones de mujeres de 19 regiones del norte, centro, sur y de la amazonía peruana.

Por su parte, la dirigente de las mujeres al interior de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), Luisa Lozano, agregó:

“Las mujeres tenemos muchos saberes, tenemos nuestra propia cosmovisión, espiritualidad, siempre en conexión con la madre tierra. Somos dadoras de vida y cuidadoras de la madre tierra”.

“Para nosotras es muy importante seguir sumando voces de las mujeres de todos los países, porque claro nos separaron por países, pero somos todas una”, dijo y remarcó la igualdad y complementariedad para que haya armonía: “El buen vivir, implica vivir en armonía, en reciprocidad, respetándonos con todos nuestros valores que tenemos como pueblos indígenas: nuestra salud, alimentación, nuestro arte y nuestros conocimientos”.

Finalmente dialogamos con Miriam Liempe, hermana de la Comunidad Mapuche y secretaria de los Pueblos Originarios de la CTA Autónoma, quien afirmó: “El buen vivir va de lleno contra el capitalismo y el neoliberalismo, y recupera las filosofías ancestrales de los pueblos, que tiene como premisa el cuidado del agua y de la tierra, para la vida”.

“La participación de las hermanas es fundamental, porque sabemos de economía, de resguardo del territorio, de la vida de sus hijas, y sabemos construir filosofía para avanzar en esta América Plurinacional que necesitamos”, destacó.

Entrevistas y realización: Melissa Zenobi y Nahuel Croza
Cobertura colaborativa de Canal Abierto, Agencia ACTA y Prensa ATE Nacional, desde Bolivia.

 

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico