Redacción Canal Abierto | Los trabajadores de salud de Neuquén mantienen hace semanas medidas de fuerza con cortes de ruta y acampes en la provincia a raíz del conflicto salarial que se desencadenó con el acuerdo a sus espaldas firmado por la conducción de ATE Neuquén, encabezada por el secretario General Carlos Quintriqueo y el gobierno de Omar Gutierrez.

Los trabajadores y las trabajadoras de los hospitales y los centros sanitarios exigen un 40% de recomposición del 2020, y la apertura de la discusión salarial del 2021. Sin embargo, ATE Neuquén y UPCN firmaron el 15% ofrecido por la provincia.

Te puede interesar: Recrudece el conflicto con los trabajadores de salud en Neuquén

Frente a este escenario, y con la segunda ola de la pandemia del COVID-19 en crecida, Noemí Alemany, secretaria gremial del sindicato mayoritario de salud SIPROSAPUNE, sostuvo: “Estamos muy complicados porque un paro de estas características reciente mucho los servicios, y sobre todo la internación. En función de lo que puede llegar a venir con la segunda ola, si no se resuelve el conflicto vamos a estar doblemente complicados porque no se va a poder abrir la misma cantidad de camas, tanto en terapia intensiva como en clínica médica porque hubo renuncias y hay licencias que hacen que el personal hoy no esté disponible”.

Además, informó: “La terapia intensiva de máxima complejidad que el año pasado tuvo alrededor de 42 camas hoy no puede abrir más que 21. Las condiciones no son las mismas en esta segunda ola. Es una bomba lo que se avecina y por parte de las autoridades no hay ninguna respuesta”.

A la cuestión salarial se suma el agotamiento del personal de salud que lleva más de un año en la primera línea de pelea contra una pandemia que no da descansos. “Esta situación no le escapa a lo que le ha pasado al resto de los trabajadores de salud en el país. Hay un alto grado de estrés y agotamiento porque fue un año muy complejo, muy difícil, sin licencias ni vacaciones adecuadas, a lo que se le suma el destrato por parte del gobierno al dar solamente un 15% de incremento salarial, luego de un 2020 en el que no hubo ningún aumento en nuestros sueldos, señaló Alemany.

Es por eso que desde SIPROSAPUNE insisten en la conformación de la Mesa Salarial que incluya a todos los sindicatos del sector, que en el caso de Neuquén son cuatro. Mientras tanto, Alemany informó que continúan en estado de asamblea permanente. “Vamos definiendo las medidas dentro de las 48 a 72 horas porque este conflicto debe resolverse ya. Con piquetes y hospitales parados no se puede sostener esta situación. Esperamos que las autoridades de la provincia estén a la altura de las circunstancias”.

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico