Redacción Canal Abierto | Los ataques judiciales contra la referente de la Organización Barrial Tupac Amaru Milagro Sala volvieron a tomar impulso en los últimos siete días. Una semana atrás, era llevada a notificarse sobre una nueva causa por usurpación. La audiencia fue convocada en momentos en los que los abogados defensores de Sala no se encontraban en la provincia y a quienes tampoco se les permitió participar de manera virtual.

En el día de ayer fue condenada a tres años de prisión en la llamada causa de los huevos, por un escrache a Gerardo Morales en épocas en las que era senador. La causa fue una de las primeras que se le iniciaron, por sucesos ocurridos en 2009, por lo que ya estarían prescriptos. Además, en todos estos años nunca se pudo probar que la acusada se encontraba en el grupo que escrachó al entonces senador Morales en 2009.

Horas después de conocerse este fallo, se comenzaba la primera audiencia de la causa Campo Verde, en la que está acusada de promover usurpaciones de tierras en las que se iba a construir una escuela.

El contexto electoral en la provincia de Jujuy, anunciando el adelantamiento de elecciones por parte del gobernador el 26 de marzo de este año trajo como consecuencia un incremento del estado represivo en la  provincia de Jujuy que se manifiesta sobre distintos sectores: candidatos opositores, organizaciones sindicales organizaciones sociales y partidos políticos. En el último mes Gerardo Morales centró la campaña sobre la figura de Milagro utilizando a poder judicial y a los principales diarios en la provincia de Jujuy”, explicó a Canal Abierto Luis Paz, integrante del grupo de defensa de Sala.

“Esto le sirvió a Morales para obtener la fidelidad de su núcleo duro. El problema grave de Jujuy hoy es que la conducción del Partido Justicialista es cómplice de todas estas acciones. No hay que perder de vista que en estas elecciones del Partido Justicialista va en 5 frentes electorales. Claramente eso denota la activa relación y promiscuo que tiene Morales con Rivarola como presidente del Partido Justicialista”, agregó el abogado

Sobre el traslado ocurrido el viernes pasado, Pazo contó que la llevaron “esposada, con un claro hostigamiento a través del Servicio Penitenciario portando armas largas para notificarla de una nueva causa por una supuesta participación de ella como instigador en un delito de usurpación de espacio público. Ese es el circo que necesita Morales”.

En estos días la Organización Barrial Tupac Amaru anunció que en la primera semana de julio realizará un acampa en Plaza de Mayo para exigir al Gobierno Nacional que tome cartas en el asunto. “Vamos a instalar dos mil carpas en Plaza de Mayo, que implican cada carpa un día de Milagro. Esto tiene que servir no solamente para alertar al Gobierno Nacional de que el reclamo sigue vigente tanto en el plano local como en el internacional, sino que queremos darle la verdadera magnitud de esta situación de arbitrariedad en la provincia de Jujuy. La falta de Estado derecho en una provincia argentina no es un problema de los jujeños, es un problema el Estado nacional que una de sus provincias no tenga estado de derecho·, señaló Paz.

Y sostuvo que “En algún momento los porteños reclamaban a Mauricio Macri por los bajos salarios a través de protestas y Macri los encarcelaba y reprimía la protesta social. Luego lo tuvimos a Macri de presidente. Ahora Morales está postulando para presidente. Así que este es un fuerte llamado de atención, porque los poderes concentrados y los poderes de turno a Morales le dieron el espaldarazo para que sea el gobernador. Entonces, ojo con esta situación. Debemos plantearnos en ese esquema de poder la situación de Milagro de los restos de los presos y presas políticas en Jujuy como del resto de los presos políticos en Argentina. Creemos que es necesaria una clara definición en este tema”.

Desde su detención en enero de 2016, sus compañeros y el equipo de defensa no dudaron en calificar a las causas que le iban abriendo como un mecanismo de persecución política orquestado por el entonces flamante gobernador. Al respecto, Paz recordó la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos “que cuando visito la provincia de Jujuy y se entrevistó con tanto con el gobierno como con la defensa y con Milagro en la cárcel, entendió a través de un dictamen que la detención de Milagro obedecía a su posición como opositora al gobierno y que estaba detenida por ser mujer, por ser indigenista y por ser líderesa”.

“Entonces, la detención de Milagro es claramente una detención política. Nosotros le hemos pedido al Congreso de la Nación a través de un pedido de intervención del Poder Judicial de Jujuy que evalúe no solamente la detención de Milagro, que es por sí misma escandalosa, sino que en la provincia Jujuy no existe el Estado de Derecho. Se han agregado a este expediente de pedido de intervención federal un sin número de denuncias por violación a los derechos humanos y justamente por la falta de independencia del poder judicial”, concluyó.

 

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico