Redacción Canal Abierto | La empresa Mantovana, por la cual el ministerio de Relaciones Exteriores terceriza desde hace 12 años el servicio de limpieza, pretende cambiar de edificios a un grupo de 22 trabajadores y trabajadoras bajo el argumento de que la vuelta a la presencialidad hace necesarios menos recursos humanos en la sede central de la Cancillería Argentina y en el Palacio San Martín, donde algunos de esos empleados se desempeñan hace 20 años.  

Una vez que recibieron las dos dosis de las vacunas contra el coronavirus, los trabajadores comenzaron a exigir que se les permitiera retomar tareas, ya que durante la licencia por factor de riesgo la empresa solo les abonó la mitad del sueldo, $22.000 de los $44.000 que representa el salario básico.

Los nuevos destinos serían el Senado y otros ministerios con los cuales la compañía tiene contrato. Sin embargo, el Sindicato de Maestranza y Mantenimiento (SiTMMa / CTA-A) rechaza cualquier tipo de traslado y reclama que se garanticen los derechos, así como la continuidad laboral en caso de una nueva licitación, algo que suele ocurrir con los cambios de ministros.

Por eso mañana, jueves 21 de octubre, desde las 13, realizarán una radio abierta en la puerta de la Cancillería, Esmeralda 1212, visibilizando el conflicto.

En conversación con Canal Abierto, Mariana Castro, secretaria General de de SiTMMa y trabajadora de Palacio San Martín, explica: “La empresa nos quiere trasladar porque dice que en Cancillería no hay cupo, ya trasladaron compañeros, algunos hace mas de 20 años que trabajamos acá, mantenemos una continuidad pasando de empresa a empresa y creemos que no es justa la situación, porque estuvimos encerrados por la pandemia viviendo con $22.000 mensuales, y por eso exigimos que a todos nos reincorporen en nuestro lugar de trabajo”

“Ya nuestro sueldo está por debajo de la canasta básica, y con esto estamos en el piso”, advierte.  

Sobre la relación con los nuevos funcionarios y con los directivos de Mantovana, Castro advierte: “El diálogo durante la pandemia fue muy difícil, Cancillería pedía la gente que necesitaba, ahora cambio el canciller y cambiaron las autoridades que manejan el área, esos cambios nos perjudican muchísimo, estamos pidiendo que se reabra la discusión para pelear las horas hombre y todo lo que corresponde”.

“Desde el cambio de canciller no hemos tenido ningún tipo de reunión, la hemos pedido para ver si podíamos destrabar el conflicto antes y la realidad es que no nos han respondido, por eso optamos por hacer la radio abierta para plantear la problemática y resolver algo, queremos volver a trabajar en nuestro lugar de trabajo”, señala la dirigenta.

“Supuestamente iba a ver una licitación para ver si sigue esta empresa o no, y ahí perderíamos la antigüedad y tendríamos que volver a pelear la continuidad laboral”, denuncia además.

“Yo estoy hace 16 años y pasé por cinco empresas, por eso no tengo 16 años de antigüedad, tengo los 12 de Mantovana. Además perdemos vacaciones, ahora tenemos 28 días y si cambia la empresa bajaríamos de nuevo a 15”, agrega.  

El reclamo de los trabajadores y las trabajadoras y del SiTMMa, cuenta con el apoyo y acompañamiento de la CTA Autónoma y ATE.

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico