Redacción Canal Abierto | El 12,8% de incremento de la actividad económica de agosto respecto del mismo mes del año pasado evidencia un repunte y mayor movimiento en numerosos rubros luego de un 2020 desastrozo para la industria y servicios. El índice elaborado por el INDEC también registró una suba interanual en todos los rubros, algo que no sucedía desde octubre de 2017. Uno de las áreas más dinámicas fue la de la construcción, con un aumento promedio del 26,7%.

Sea por la inversión pública o por la privada, no caben dudas de que entre los grandes ganadores de este 2021 figuran las empresas del sector. Tal es así que en junio de este año una de las empresas ícono -la cementera Loma Negra- anunció con bombos y platillos el aumento del 40% en su capacidad de producción.

En el primer trimestre, la empresa del grupo brasileño Camargo Correa logró una ganancia neta de $ 2568 millones, lo que representa un incremento del 104% en relación a los $ 1256 millones obtenidos en el mismo período de 2020, según su última presentación de resultados financieros. La performance se basó en un aumento del 35,4% en las ventas, que llegaron a $ 13.175 millones.

Sin embargo, los trabajadores de la compañía que supo ser emblema de la familia Fortabat no parecen estar gozando del extraordinario momento de sus empleadores, ni mucho menos.

Hace tiempo que desde la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA) vienen denunciando cómo Loma Negra terceriza a contratados bajo otros convenios, pagando así hasta un 40% menos de salario. “Está bien que la empresa facture, no estamos en contra; lo que pedimos es que se respeten los derechos laborales”, apuntó el secretario general del gremio a través de un video. “Si una Pyme tiene que ajustarse a derecho reencuadrando a los trabajadores en su actividad, ¿por qué Loma Negra no?”.

Ante la falta de respuesta y a modo de protesta, los trabajadores resolvieron un bloque de las tolvas de carga de materia prima. En respuesta, la compañía emitió un comunicado en el que asegura que el hecho de que “Loma Negra CIASA produce aproximadamente el 45% del total de cemento que se consume en la Argentina, con lo que una interrupción en la producción podría generar desabastecimiento e interrupciones en el sector de la construcción, que hoy es uno de los que empuja la reactivación económica post pandemia”.

Este viernes por la mañana, una jueza llegó hasta el predio de la empresa para -junto a personal policial- para desalojar el bloqueo e iniciar acciones legales contra los reprensentantes gremiales.

“Priorizan la propiedad privada e los intereses de una multinacional por encima de los derechos laborales”, apuntó el titular de AOMA.

También te puede interesar: Controlar para redistribuir, esa es la cuestión

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico