Redacción Canal Abierto | El Consejo de Educación Superior de Gestión Estatal (Cesge) -comisión de trabajo interinstitucional conformado por las autoridades de los Institutos de Formación Docente de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires-, sindicatos y otros colectivos de padres, madres y alumnes expresaron su “repudio y gran preocupación ante los hechos de vandalismo y robos reiterados” que vienen sufriendo las escuelas públicas porteños.

El jueves 11 de noviembre la Legislatura aprobó un pedido de informes al respecto y también relación a los denominados Senderos Seguros, en este último caso a raíz de un fuerte crecimiento en de hechos delictivos sufridos por los alumnos.

La legisladora porteña del Frente de Todos (FdT) e impulsora de la iniciativa, Claudia Neira informó a Canal Abierto que “al menos 200 computadoras fueron sustraídas de un total de ocho establecimientos”, a lo que se suma “el robo de parlantes, tablets, equipamiento de educación física, electrodomésticos y elementos personales de trabajadores, así como también la rotura de cerraduras, ventanas y rejas”.

Además, la presentación al Ejecutivo incluyó un pedido de información sobre “obras edilicias y dispositivos asociados a medidas de seguridad” que se realizaron o se “encuentran en estudio para su realización con el objetivo de prevenir hechos delictivos en escuelas”.

En la mayoría de los casos, los elementos sustraídos eran materiales del denominado Plan Sarmiento. No obstante, en el último caso de esta seguidilla, el Mariano Acosta sufrió pérdidas aún más graves: de las 44 computadoras robadas, 11 eran CPUs indispensables para el quehacer diario de la institución.

“Además de reponer las computadoras robadas, la Ciudad tienen que tomar medidas urgentes para evitar estas situaciones”, apuntó Neira.

 

UNICABA

El 22 de noviembre de 2017, la comunidad educativa de los 29 profesorados de la Ciudad de Buenos Aires se enteraron por los medios de que las instituciones que dirigían, proyecto oficial mediante, iban a dejar de existir.

La creación de la Universidad docente, que dieron en llamar UniCABA, se enmarca en un intento –en palabras de la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña- de “jerarquizar la profesión” de los educadores. Sin embargo, esto “enmascara la desintegración de 29 instituciones”, explica Patricia Simeone, rectora del emblemático profesorado Joaquín V. González y presidenta del CESGE integrado por 21 de sus pares.

En medio de esta ola delictiva no son pocos los actores del sistema educativo que vinculan los robos con la avanzada de la gestión de Rodríguez Larreta sobre los profesorados. “Los saqueos son casi todos en colegios normales, que son los profesorados”, apuntan desde una de las cooperadoras.

“La embestida sobre los profesorados nos preocupa, pero en principio no me animaría a trazar una vinculación entre estos hechos y el proyecto de UNICABA”, opina Neira. “Es obvio que estos edificios antiguos y enormes, sin casero ni medidas de seguridad más que una rejita o una cerradura, terminan siendo blancos fáciles y obvios. Sin embargo, Horacio Rodríguez Larreta esto no lo ve o no le interesa, le es indiferente, evidenciando una desidia y desinterés por la educación pública”.

También te puede interesar: Cierre de los 29 profesorados: “Es una puñalada al alma”

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico