Redacción Canal Abierto | Desde ayer, Metrovías, la empresa a cargo de la operación del subte y el premetro, pasó a llamarse EMOVA en coincidencia con la entrada en vigencia del nuevo contrato firmado con el gobierno de la Ciudad para operar el servicio por los próximos 12 años.

Entre las “mejoras” mencionadas como plan, destacaron el cambio hacia una nueva voz femenina en los altoparlantes que, según promete la empresa, será más empática y humana. También se renovarán los canales digitales con una nueva imagen para sus redes sociales y su sitio web. Explican que nueva etapa buscará que el usuario esté en el centro.

Pero si de experiencia de usuarios se habla, un cambio de imagen no cubre las necesidades de quienes día a día deben lidiar con retrasos, largos tiempos de espera y formaciones que se descomponen.

Sobre este punto se expresaron los Metrodelegados, el sindicato que nuclea a los trabajadores del subte. “En realidad EMOVA es Metrovías con una mano de pintura por arriba. No ha cambiado nada, sigue siendo el mismo grupo operador que se ha asegurado por doce años más el manejo del subterráneo. Lo que hay que poner en discusión es qué tipo de subte es el que esperamos en la Ciudad, qué modelo de transporte público es el que necesitamos los porteños y porteñas y los millones de personas de la provincia de Buenos Aires que ingresan y egresan de la Ciudad para trabajar”, explicó Enrique Rositto, secretario de prensa de la AGTSyP.

Y destacó: “La discusión fundamentalmente tiene que estar encarada hacia ese lado y preguntarnos por qué después de 50 años no se está construyendo ni un solo metro de subte porteño, y cuál es el rol que cumple el subterráneo de Buenos Aires. Su presidenta, qué es lo que ha hecho además de inaugurar un pasillo en los últimos días”.

Este cambio de nombre en la prestadora del servicio coincidió con el aniversario 108 de la inauguración de la primera línea de subte en la Ciudad. En este sentido, Rositto comentó: “Más allá del cambio de nombre y de esta nueva etapa que la empresa dice que va a encarar, si tenían planes para una mejor gestión, los hubieran puesto en marcha en los 27 años que llevan de concesión”.

El reclamo de los trabajadores

Este jueves, la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP-Metrodelegados) realizó una apertura de molinetes en la Línea D, debido a la presencia de empresas contratistas (tercerizadas), que realizan tareas que son propias de nuestros compañeros del sector mantenimiento en la red subterránea.

“Lamentamos que la nueva empresa EMOVA continúe con las viejas prácticas de fraude laboral que ya conocíamos de su antecesora Metrovías. Existe legislación al respecto y un Convenio Colectivo de Trabajo, que la nueva empresa debe respetar”, informaron.

Y agregaron: “Si la empresa subcontrata personal externo, está implícitamente reconociendo el faltante de personal de planta para realizar estas tareas, por eso reiteramos el pedido de restitución de los puestos de trabajo en todos los sectores. Llamamos a la reflexión a la empresa porque este accionar rompe la paz social”.

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico