Redacción Canal Abierto | Empujada por los alimentos frescos, de consumo popular durante las fiestas de fin de año, la variación inflacionaria de la cuarta semana de diciembre –del 20 al 27 de diciembre– fue del +0,7%, lo que suma una inflación para las últimas cuatro semanas de +2,6%.

Los datos surgen del último informe del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO) que en su Índice de Precios de Supermercados (IPS) releva cada semana los rubros más sensibles para el bolsillo.

De acuerdo a sus números, el rubro Carnes, si bien mensualmente continúa en una suba superior al promedio (+4,8%), a nivel semanal tuvo su primera variación negativa (-0,1%) luego de 24 semanas.

Por su parte, aquellos con las variaciones más significativas están caracterizados por Alimentos Secos (+1,1%), Hogar (+1,0%), Alimentos Frescos (+0,9%) y Bebidas (+0,9%), los cuales sufrieron aumentos por encima del promedio mensual (+3,2%).

En Alimentos Secos, encabezan la lista Galletitas (+2,0%), Golosinas (+1,7%) y Panificados (+1,7%); en Hogar, Jardinería (+2,2%) e Iluminación (+1,8%); en Alimentos Frescos los que más subas tuvieron fueron Fiambres (+3,5%), Pescados y Mariscos (+1,9%) y Quesos (+1,7%); y en Bebidas, las Bebidas con alcohol (+1,0%).

Otros productos con variaciones a destacar en los últimos siete días fueron Librería (+4,7%) y Juguetería (+1,2%).       

Queda la expectativa por la renovación del programa Precios Cuidados el 7 de enero y la necesidad de implementar medidas que desacoplen los costos en pesos al inicio de la cadena de los precios internacionales en dólares, en particular para el maíz y el trigo”, sostiene el informe.

 

Ilustración: Marcelo Spotti

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico