Canal Abierto Radio | Luego del fin de semana largo de carnavales en todo el país y la región suramericana, quedaron los vestigios de las fiestas populares y expresiones culturales típicas de cada territorio donde las calles se volvieron el escenario del pueblo. Canal Abierto Radio continuó analizando la historia de esta celebración de origen cristiana en comunicación con Daniel Fariña, autor de Carnaval Prohibido. Las murgas del conurbano y su lucha de clases. Desde el Virrey Cevallos hasta Macri.

“En los nueve años que estuve de secretario de Cultura en Tigre, comprendí la profundidad de esta expresión cultural y noté que la murga del conurbano norte no es igual que la porteña”, sostuvo el también docente de la ciudad de Buenos Aires. Y explicó que “la murga de la zona norte está muy influenciada por el carnaval de Gualeguaychú y por ende de Brasil, lo que no ocurre con la murga porteña que es más española de Cádiz, la que se llamó la murga gaetana, de la que la uruguaya es una representante fiel”.

El escritor señaló que en las murgas del norte bonaerense se puede notar una “transición” y “cuestión híbrida” entre comparsa y murga; lo que atribuyó a los años en que esta expresión popular estuvo prohibida en el país: “La parte del conurbano sufrió mucho con las diferentes prohibiciones que siguieron hasta entrada la democracia, como en Tigre que estuvo 20 años prohibido hasta la vuelta de un gobierno peronista en 2007. Las murgas seguían existiendo pero no podían pasar, tenían que ir a lugares aledaños como San Fernando”, recordó, y agregó: “La historia de la prohibición me sorprendió porque van y vienen desde un comienzo”.

Carnavales del Río, Tigre 2019.

 

Te puede interesar: Retratos de los carnavales

Asimismo cuestionó la falta de políticas que acompañen o fomenten la realización de esta fiesta: “El carnaval tanto en CABA como en conurbano no está consolidado desde el Estado porque no es un negocio como es el de Gualeguaychu que lo organizan privados o el de Brasil que ya tiene una estructura. En el caso de la murga porteña o conurbano es una expresión imparable y muchas veces es a regañadientes su realización por lo que no hay un compromiso y apoyo para su realización”.

“Hoy en día San Fernando es el más importante de la zona norte con apoyo del municipio, cosa que no pasa en CABA que le da un espacio muy a pesar para que vayan las murgas y un subsidio, pero con eso no alcanza”, indicó remarcando que igualmente “hay sectores de la sociedad, incluso intelectuales, que no reconocen las murgas como expresiones culturales”.

Fariña, dio a conocer que esta “definición despectiva” proviene desde sus orígenes en España “cuando en época de carnavales salían con guitarras a cantar especie de serenatas burlonas en Cádiz”. “Los uruguayos después le dieron un formato y hoy en día el carnaval en Montevideo tiene más audiencia que el fútbol cuando se lleva adelante, lo convirtieron en un espectáculo importante y ahí está el Estado atrás”, contó.

Carnavales porteños 2022.

 

Te puede interesar: El Carnaval, un fenómeno social sin fecha de vencimiento

A su vez se refirió a la “lucha de clases” que representa en Tigre, que es un “referente de los barrios privados”: “Ahí se dio una lucha muy fuerte porque todos esos eran humedales, o sea lugares inundables que Constantini en Nordelta convirtió en barrios privados. Eran lugares donde ensayaban las murgas y hoy en día hay un paredón, por lo que hay un enfrentamiento fuerte con denuncias por `ruidos molestos´, porque a pesar de ser expulsados del territorio y sin acceso al mismo, llegan con la música”, relató.

Además, el autor habló sobre la “triada entre murga, peronismo y fútbol” que expone en su libro teniendo en cuenta lo popular y la incorporación de instrumentos y musicalidad. Y concluyó recomendando el capítulo de “gestión” de los carnavales para aquellas personas que estén interesadas en crear y sostener eventos de estas características.

Escuchá la entrevista completa:

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico