Canal Abierto Radio | El pasado martes 10 de mayo comenzaron las audiencias públicas por el aumento tarifario de un 20% para los y las usuarias que no tienen tarifa social (foto principal). El debate continuará este miércoles 11 y jueves 12 sobre el incremento en los servicios de luz y gas.

“Estamos en un contexto macroeconómico muy complejo internacional por el aumento de los precios de la energía, y lo que entre hoy y el jueves se está decidiendo es la viabilidad política y social de proponer un nuevo aumento en las tarifas que tiene sus particularidades porque esto está en línea con lo que se firmó en el nuevo acuerdo con el FMI que en el memorándum expuso la definición de un nuevo precio mayorista de gas, de la energía eléctrica y la cuestión de la segmentación tarifaria, lo que sería definir los niveles de aumento según una lógica que aún no está clara”, indicó Gustavo Lahoud, especialista en geopolítica de la energía y recursos naturales, en comunicación con Canal Abierto Radio.

Al tiempo, el Licenciado en Relaciones Internacionales hizo hincapié en lo necesario de “descomponer” la afirmación “muy escuchada durante el macrismo” y que, “lamentablemente ha incorporado a su discurso el ministro de Economía Martín Guzmán” sobre que “hay un sector rico de la población que estaría beneficiándose en gran escala de subsidios que, entonces, están otorgados de manera asimétrica o desigual”, remarcando que hay que “restituir un criterio de racionalidad en esta discusión”.

“Hay que comenzar por una mirada integral del problema de los subsidios y ahí reconstruir el sistema de costos de las empresa, un tema que no suele tratarse en las audiencias que, además, no son vinculantes”, sostuvo Lahoud. “El instituto de la audiencia pública tiene que estar ligado a servicios que constituyen bienes comunes fundamentales como la energía y el agua, que tienen que estar ligados, a su vez, a esquemas imperativos que obliguen al poder público a establecer alguna línea de decisión en materia tarifaria”, agregó el especialista.

Sobre la reunión del martes, indicó: “En la audiencia gasífera no empezamos la discusión por los costos reales; y acá hay una cuestión que enturbia la discusión: Argentina está ante un nuevo plan que incentiva la producción incremental de gas proveniente de Vaca Muerta, ahí hay un precio en dólares que se le asegura a las empresas y ese sobre costo que es el incentivo en dólares que se les está pagando para que les sea más que rentable extraer gas en la Argentina no esta ni ligado a los costos reales, una critica que hacemos desde el gobierno de Cristina Fernández”.

En este sentido, indicó que “lo que está detrás en el caso del gas, y que impacta mucho en la energía eléctrica, es esto que no se sincera definitivamente: ¿Cuánto cuesta producir eficientemente y garantizar rentabilidad razonable a los sectores empresarios? Esto no se sincera en ningún ámbito y el Gobierno Nacional a través de la secretaría de Energía te presenta una cuenta cerrada sobre el costo del sistema gasífero”, algo que sucede también en materia de energía eléctrica, advirtió, donde “no se da la discusión porque el costo de generación eléctrica está muy impactado por el gas”.

Vaca Muerta.

Si vos tenés un precio del gas inflado incentivado en dólares artificialmente vas a tener un sobrecosto que se va a expresar en el precio mayorista de energía eléctrica, y ni que hablar del costo incorporado en el sistema de la energía importada que es por lo menos el 25% del gas que no llegamos a producir internamente a pesar de que Vaca Muerta haya aumentado su producción”, explicó Lahoud, afirmando que “estamos en la situación en que el sistema se transforma en inconsistente. Hay que sincerar la discusión sobre los subsidios porque hoy con los precios de la energía subiendo en todo el mundo gran porción de la población va a tener que acceder a la energía con subsidios, y estos elementos no aparecen en las audiencias públicas”.

Sobre los indicadores de segmentación para determinar estos subsidios, comentó: “Uno de los criterios que se están estableciendo para la bendita segmentación sería hablar de tres canastas totales y media, estamos hablando de un valor de algo más de 314 mil pesos mensuales”. Frente a esto, aseguró que “hay que rever los criterios que se están utilizando para determinar quienes pagan el costo total de la energía”, y “dar un debate más profundo sobre quién se hará cargo de pagar los costos”.

Escuchá la nota completa:

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico