Redacción Canal Abierto | A solo seis meses del desfinanciamiento total de la Cultura Argentina, el acervo identitario y la pérdida de cientos de miles de puestos de trabajo, Unidxs por la Cultura se convocó frente al Congreso para decir “La Cultura no caduca. Diputados, ¡legislen a favor del pueblo!”.

A pesar de que el 3 de mayo de 2022 la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados aprobó un dictamen de mayoría para llevar al recinto un Proyecto de Ley que prorroga por 50 años las asignaciones específicas que garantizan fondos a las actividades culturales, aún hoy no hay fecha para el tratamiento en la Cámara de Diputados.

Te puede interesar: Más de 700 mil puestos de trabajo de la cultura argentina en riesgo

“Estas asignaciones específicas son el motor de nuestra cultura y  dejarán de fomentar el trabajo de las Industrias Culturales impulsadas por el  INCAA, INAMU, INT, Medios Comunitarios y Bibliotecas Populares. Asimismo esos fondos pasarán a manos de Rentas Generales, quedando bajo el arbitrio del Poder Ejecutivo de turno”, dijeron desde el espacio de trabajadores.

Unidxs por la Cultura es un frente integrado por trabajadores y trabajadoras del sector, además de más de 100 colectivos artísticos de todo el país, dedicado al Teatro, al Cine, a la Música, a los Medios Comunitarios que incluye también a las Bibliotecas Populares. Este espacio tiene como horizonte en común la lucha por la no caducidad de los fondos específicos destinados a los sectores que nuclea.

Cronología de la lucha

En diciembre de 2017 el Congreso Nacional impulsó y votó la modificación de los impuestos destinados a sostener las Industrias Culturales de nuestro país fijando como fecha de caducidad el 31 de diciembre próximo. En consecuencia para ese entonces, el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), el Instituto Nacional del Teatro (INT), el Instituto Nacional de la Música (Inamu), las Bibliotecas Populares del programa Conabip y los Medios de Comunicación Comunitarios dejarán de recibir de manera directa esos fondos tributarios, fondos que no desaparecerán sino que quedarán  bajo el arbitrio del Poder Ejecutivo de turno.

Te puede interesar: Cientos de bibliotecas populares pueden desaparecer

“Estas asignaciones específicas que están en peligro, son el motor de nuestra cultura y se retroalimentan esencialmente de los recursos económicos que provienen de los impuestos que abonan los medios de comunicación, de los premios de la Lotería Nacional y de leyes como la Ley de teatro y la Ley de cine, entre otras. Es decir, no toca ningún interés por encima del Derecho que le incumbe”, señalaron desde el colectivo.

Y agregaron: “Hemos golpeado incansablemente puerta por puerta los despachos de cada uno de las y los diputados para pedirles que legislen con el fin de reparar el daño que ya se está causando hoy. Asimismo, hemos ganado las calles el 28 de abril, con un Festival por la Cultura que significó una expresión de lucha basada en la diversidad, que se ramificó en distintos puntos del país, alertando también sobre otras problemáticas como la falta de nuevos Institutos de la Danza y de las Letras, por ejemplo. Como consecuencia de esta organización y la visibilización de la problemática, el  3 de mayo de 2022 la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados aprobó un dictamen de mayoría que busca llevar al recinto un Proyecto de Ley que prorrogue las asignaciones específicas que garantizan fondos a las actividades culturales por 50 años. Sin embargo aún hoy no hay fecha para su tratamiento en la Cámara de Diputados”. 

Te puede interesar: Festival por la cultura independiente

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico