Redacción Canal Abierto | Desde 2019, se crearon 320 mil empleos asalariados, aunque faltan otros 190 mil para recuperar lo perdido en los dos últimos años de Cambiemos. Con todo y un escenario de recuperación del empleo, la inflación récord que en abril cerró en 6% y llevó el registro interanual a 58% ha convertido al deterioro de los salarios en uno de los temas más preocupantes del momento.

Si bien en marzo los salarios de los trabajadores registrados le ganaron a la inflación —7,8% contra 6,7%— este aumento no alcanzó a compensar la pérdida de los dos primeros meses. En el sector público, el salario creció un 12,1% en marzo y recuperó la caída que había tenido desde noviembre de 2019, pero sigue por debajo del valor de entonces. En el sector privado, el aumento fue 5,4%, por debajo del Índice de Precios al Consumidor (IPC).

“El Salario Mínimo, Vital y Móvil (SMVM) perdió en el primer trimestre todo lo que había recuperado en 2021. Volvió a ubicarse en los valores más bajos desde 2004. En comparación con 2012 retrocedió un 41,5% en términos reales”, destaca Luis Campos, coordinador del Observatorio del Derecho Social de la CTA Autónoma.

El Informe de Coyuntura de mayo elaborado por el Mirador de la Actualidad del Trabajo y la Economía (MATE) destaca que el adelantamiento de los tramos de aumento programados del SMVM “es una medida en la dirección correcta, aunque insuficiente”.

“En el mejor de los casos, si la inflación cede en los próximos meses y redondea una variación interanual del 60% para diciembre, el valor real del SMVM en 2022 será, en promedio, igual al valor de 2021: 9,5% por debajo del dejado por Cambiemos”, detalla.

Así, los trabajadores informales —que fueron los más perjudicados en los cuatro años de Cambiemos— siguen sin recuperarse.

En esa línea, el gasto público aumentó un 13% respecto de 2021 y el mayor en cinco años. Allí, programas como el Potenciar Trabajo y la Tarjeta Alimentar ganan relevancia, junto a las partidas de salarios y jubilaciones, aunque siguen por debajo de los niveles de 2019, afirma MATE.

Más información: La inflación en el mundo: ¿problema u oportunidad?

De acuerdo con los economistas del MATE, el problema de los precios “no puede enfrentarse sólo con medidas coyunturales”.

“Los programas económicos que lograron frenar los precios en otros momentos proporcionaron una enorme pérdida de ingresos para el trabajo —sostienen—. Para que esto no ocurra se precisa una fuerte acumulación de poder político por parte de los actores interesados en el desarrollo del mercado interno: sin hegemonía política no habrá estabilidad económica”.

 

Ilustración: Marcelo Spotti

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico