Canal Abierto Radio | El Gobierno Nacional dispuso a través del decreto 332/2002 la actualización con un nuevo régimen de segmentación de tarifas para los usuarios de los servicios públicos de electricidad y de gas natural por red. De esta manera, el 10% más rico de la población va a dejar de recibir subsidios mientras que el 90% de la sociedad van a seguir recibiéndolo si se inscriben en el registro que el Poder Ejecutivo publicará esta semana con una “fuerte campaña publicitaria”, según indicaron.

Al respecto, el físico e investigador especialista en temas energéticos, Rodolfo Kempf, advirtió en diálogo con Canal Abierto Radio que “no está muy precisa la segmentación”, además de que “se viene desde febrero y junio con aumentos del 20 y 40%” por lo que los ajustes en la tarifa se verán a partir del 2023.

Rodolfo Kempf, doctor en Ciencias de los Materiales, investigador principal en el Departamento de Combustibles Nucleares de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y miembro del consejo directivo de ATE Nacional.

Asimismo, indicó que “no hubo un estudio muy preciso para identificar bien esta población”, y explicó que “el AMBA es donde están concentrados la mayor cantidad de subsidios”, por lo que “el estudio y sistema de distribución al estar privatizado no es plano en todo el territorio y tampoco es del todo preciso”.

En esta línea, afirmó que extendiendo las concesiones del servicio por 30 años más a las empresa, se perdió la “oportunidad de avanzar en un sistema de distribución público en los tres tramos: generación, transmisión y distribución”, lo que tiene como consecuencia una extensión de subsidios desigual en el país. “Hay cooperativas que brindan este servicio sin subsidios y hay grandes monopolios subsidiados con centrales enteras que están puestas y cedidas por el Estado nacional y provinciales”, lamentó.

Por otra parte, Kempf criticó cómo está abordada esta segmentación por parte del Gobierno: “No puede pasar por un formulario la segmentación y por eso se han levantado las quejas también. Conceptualmente el acceso a la energía eléctrica es un derecho humano, pero no es lo que está implícito en esta medida”.

“Habrá que inscribirse para acoplarse nuevamente al subsidio en la tarifa cuando esto se podría dar por cerrado con una política energética que tenga como concepto humano para poder desarrollarse en cada hogar”, concluyó.

Escuchá la entrevista completa:

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico