Redacción Canal Abierto | A un año del primer “Atlanticazo” en Mar del Plata para poner freno a la exploración de petróleo en la costa, una nueva multitud de asambleas, activistas y vecinos se convocó frente a la Rambla de los Lobos.

Por esas fechas en 2022, el Ministerio de Ambiente aprobó la explotación de petróleo en la costa de Mar del Plata. A través de un decreto, el ministro Juan Cabandié habilitaba los estudios de exploración sísmica a la petrolera noruega Equinor, junto a Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) y Shell, en tres áreas offshore del mar Argentino. 

Te puede interesar: Explotación petrolera frente a Mar del Plata: “Lo tiran sobre las Fiestas y si pasa, pasa”

“Cuando nos anoticiamos con eso, como comunidad –también teniendo presente que Mar del Plata tiene historia de lucha ambiental- enseguida nos empezamos a autoconvocar y a profundizar la información, difundir, socializar y denunciar lo que estaba sucediendo. Eso nos llevó a estar en el marco de medidas legales, cautelares y amparos para detener esta situación, esta imposición básicamente porque mediante la resolución 436 del año pasado se dictaminó que la empresa Equinor tenía la posibilidad a través del estudio de impacto ambiental de empezar con su trabajo”, dijo Jésica Sánchez, de la Asamblea Mar libre de petroleras de Mar del Plata, colectiva que organizó el primer Atlanticazo, en diálogo con Canal Abierto.

Y añadió: “Nos encontramos acá con una convocatoria masiva, con semanas de mucho trabajo, pero felices de poder dimensionar y poner en la boca de mucha gente que hay una ciudad que se llama Mar del Plata, que se enteró de esta situación y empezó a organizarse como comunidad para frenar esta situación”.

El 11 de febrero del año pasado, a través de diferentes denuncias tanto con organizaciones ambientales como vecinos, la asamblea logró una cautelar y un amparo que decía que Equinor presentaba muchas irregularidades en el estudio de impacto ambiental.

Al respecto, la integrante de la asamblea explicó: “Para una exploración de estas características, el estudio de impacto ambiental debe ser complementario, sinérgico y estratégico. No se puede fragmentar ni segmentar el mar. Debido a eso logramos la cautelar que obviamente el Gobierno Nacional y Equinor fueron apelando durante el año pasado. Cada vez que sucedía un Atlanticazo, al otro día nos enterábamos que había una resolución nueva por parte del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, que estaban apelando para que frenaran la cautelar que protege a los ecosistemas y a las comunidades costeras”.

Luego, el 12 de octubre, el juez Santiago Martín de la Cámara Federal de Mar del Plata le dijo a Equinor que el estudio de impacto ambiental que habían presentado nuevamente seguía con todas las irregularidades y no cumplía mínimamente con la incorporación de la Administración de Parques Nacionales y que obviamente atentaba en contra del patrimonio como lo es la ballena francoaustral.

“Hasta ese momento sostuvimos esa cautelar que abogaba a favor de las comunidades. Sin embargo, el 5 de diciembre nos enteramos que la Cámara de Apelaciones de la ciudad de Mar del Plata dejaba sin efecto esa cautelar y daba rienda suelta nuevamente a Equinor a que arranque con el primer pozo”, agregó Sánchez.

Y finalizó: “Esto no nos baja los brazos, todo lo contrario. Nos unifica cada vez más, generamos puentes cada vez más fuertes entre todas las comunidades y la seguimos luchando porque sabemos a quiénes nos estamos enfrentando. Esta es una nueva marcha masiva, y durante la semana mucha gente se acercó a decir como pueblo que no está a favor de la instalación de plataformas petroleras. Eso para nosotros es un indicador más que importante y necesario para seguir luchando”.

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico