Redacción Canal Abierto | El minuto a minuto en torno al precio dólar produjo una verdadera fiebre en la Ciudad de Buenos Aires y los portales de noticias de Argentina. En una jornada signada por una disparada cambiaria que escaló $5 en un día y superó los $41, pasó casi inadvertido un alarmante informe oficial con datos del Ministerio de Trabajo. El mismo da cuenta de la crítica situación salarial y laboral que viven los argentinos.

En total, producto de la mayor caída de la ocupación entre los asalariados privados (26.800 empleos menos), en junio volvió a caer el empleo registrado y contabilizó 13.500 ocupados menos que en mayo pasado. Según los datos oficiales, si se desestacionalizan los números la caída fue mayor: 21.200 puestos de trabajo menos.

Mientras que en el acumulado de los primeros seis meses de 2018, la cantidad de ocupados disminuyó en 106.600 personas.

“La cantidad de asalariados registrados ya está en los mismos niveles del 2015 en términos absolutos. Si bien el segundo semestre suele tener algo de estacionalidad positiva, todo indica que este año no va a ser el caso”, analiza Luis Campos, coordinador del Observatorio del Derecho Social de la CTA – Autónoma.

La caída de 26.800 empleos de asalariados privados afectó a 11 de los 14 sectores estudiados, con mayor fuerza en la industria manufacturera, hoteles y restaurantes y la construcción.

Además, hubo descensos en los monotributistas sociales, 9.400; y autónomos, 1.100. En tanto, subieron los asalariados del sector público, 14.200; monotributistas, 5.200; y trabajadores de casas particulares, 4.300.

Por otra parte, el informe también muestra una variación negativa del salario real en el sector privado que ya acumula siete meses. En junio este se desplomó un 4,5% en comparación al mismo periodo de 2017. Según indica Luis Campos, en el sector público “todo indica que la caída podría ser aún mayor”.

en octubre

Nuestros temas